Mis padres han venido a Múnich a pasar cinco días justos y precisos, desde el sábado a las ocho de la mañana que aterrizaron en el aeropuerto de Franz-Josef Strauss de Múnich, hasta el miércoles a las nueve y media de la noche que despegaron, cinco días que estuvieron repletos de “Kaffee Kuchen“, paseos deliciosos y conversaciones llenas de comparaciones entre países, recuerdos de pasadas visitas y anécdotas de este viaje. Qué más se puede pedir?

Mi labor, presentarles una “Alemania” del día a día, la arquitectura fuera del centro de la ciudad, momentos cotidianos y miradas discretas a los autóctonos desde un punto de vista de aquí y no turista. Lo que no nos dió tiempo fue de pasear a través de un Flohmarkt, un deseo de mi padre, pero no pudo ser, así que lo anotamos para la próxima visita, y también anotamos un picnic en un lago de las afueras de Múnich o la visita al campo de concentración de Dachau.

SÁBADO

8.30 Llegada al aeropuerto, compra ticket Partner-Tageskarte Gesamtnetz, Tren de cercanías S1, Parada Laim. 10.00 dejar las maletas en casa de nuestra querida hija. 11.00 Salir de casa. Tomar el Tranvía 19 para ver la ciudad, llegar hasta el barrio de Heidhausen, Pasear por la plaza Johannisplatz / Kirche, Wiener Platz, Max-Weber-Platz, y entrar a comer comida típica bavara en el Hofbräukeller de Wiener Platz junto con Radler y Cervezas Helles, y para mi un Johannesbeereschorle. El Café nos los fuimos a tomar enfrente, en el café Wiener Platz (típico café berlinés o vienés). Paseo hasta la Ostbahnhof, por las calles Heidhausenianas, Pariser Platz, Wörthstrasse. Vuelta a casa. Tomamos el coche y nos vamos hasta el Castillo de Schloss Schleimheim. Allí tomamos nuestro “Kaffee Kuchen” con la familia política, en el “Café am Schloss” de Michelle Díaz, una emigrante francesa con parece ser orígenes españoles. Paseo junto con la familia política por los jardines casi infinitos del Castillo de Schleimheim. Hice de traductora simultánea entre mi madre y mi madre política, ambas se rieron mucho y lo pasamos bien. Nos despedimos y paseo por el centro hasta el cierre de las tiendas. Entramos en la droguería Müller y cargamos de productos cosméticos. Cena de pan con tomate, jamón ibérico y queso.

  • Heidhausen
  • Hofbräukeller de Wiener Platz
  • Schloss Schleimheim

DOMINGO

9.30 Desayuno a base de croasanes que compré en las panaderías Ihle del Rewe (domingo por las mañanas abiertas) y de la panadería Discount de mi barrio (abierta todo el domingo). Bien nutridos nos dirigimos a la estación de trenes de Laim, Partner-Tageskarte Gesamtnetz, Tomamos el tren S8 en dirección a Herrsching. Bajamos en Herrsching, y comenzamos a andar hasta llegar arriba de la montaña de Andechs. Monasterio, biergarten y restaurante bávaro. Allí nos encontramos con unos alemanes que hablaban español y amaban nuestra tierra. En la misma mesa. Qué casualidad. La subida la hicimos por el camino largo, nos costó unas dos horas, mis padres ya no son tan jóvenes. Comimos, nos paseamos, vimos la iglesia, vimos el paisaje, nos tostamos al sol y bajamos por el camino corto. Seguimos andando hasta las orillas del lago Ammersee. Café y Helado (90 céntimos la bola). Relajarnos con la puesta de sol. Vuelta a casa con el tren S8. Cena con una ensalada de tomates traidos de España.

  • Andechs
  • Ammersee

LUNES

7.00 Tomamos el coche con rumbo a Nürnberg, Parada en la Tienda Outlet de adidas en Herzogenaurach, Comida de una gran Pizza en el pueblo dónde hay más restaurantes italianos que alemanes, éste día fue bastante consumista. Ropa deportiva y pueblo medieval. Sol, solísimo.

  • Herzogenaurach

MARTES

9.30 Día de semi descanso, visita al Consulado de España en Múnich, era mi último día posible para renovarme el pasaporte español antes de las vacaciones de Semana Santa y que estuviera listo en 2 semanas. Así que mis padres vieron lo que se tarda aquí en hacer un pasaporte y que somos como ciudadanos de segunda. Cruzamos todo Múnich desde Laim hasta Bogenhausen, precioso paseo a las orillas del río Isar y de un pequeño riachuelo muy simpático y accesible por un camino justo a la derecha del Consulado bajando una ladera. Vuelta a casa. Comida de Alcachofas al horno (traídas desde España) y Käsespätzle. Por la tarde, Museo BMW para mi hermano y paseo por el centro y Glockenbach para el resto. Odeonsplatz-Marienplatz, St.Peter Kirche, Parada para tomar un helado de Schubecks en Kaufinger Tor Passage, Sendlingerstrasse, Sendlinger Tor, Entrada en Kare y en Asam Kirche, Oberanger Strasse, St-Jakobs Platz, Stadt Museum, Sinagoge, Viktualienmarkt, Münchner Schrannenhalle, vimos este nuevo espacio Gourmet de Käfer (que parece que huye de la mala superstición, porque todo lo que han querido poner en la Schrannenhalle no ha tenido éxito..), continuación por la calle Utzschneiderstrasse, Parada en Wir Machen Cupcakes, había demasiada cola y casi no quedaban cupcakes así que nos fuimos al café clásico alemán, a la calle Reichenbachstrasse al “Café-Konditorei Wiener”, tartas caseras, espacio como si no hubiera pasado el tiempo, reloj de pared que suena a las horas y a las medias. Mesa junto a la ventana, viendo pasar a la gente. Gärtnerplatz, Klenzestrasse y Parada en la casa de Tés Tushita Teehaus, Tee, Kuchen, esperamos a mi hermano que viniera del Museo BMW, Westermühlstrasse, Holzstrasse, Pestalozzistrasse, Thalkirchner Strasse,  Müllerstrasse, Sendlinger Tor, Pettenkoferstrasse paseando por el barrio de los hospitales y la zona universitaria de medicina, Goethestrasse, el barrio turco y parada en la tienda turca para comprar menta fresca, mermelada de rosas para mis padres, agua de rosas, semillas de amapola, continuamos por Landwehrstrasse, vemos VERDI la mejor tienda turca de productos frescos y el mejor Dönner de la ciudad. Seguimos hasta St. Pauls Kirche, cruzamos el Bavariaring, y paseamos por el Theresienwiese dónde se celebra el Oktoberfest, La estatua de la Bavaria, Tomamos el metro de vuelta a casa.

  • Paseo por el Isar
  • Museo BMW
  • St. Peter Kirche, Asam Kirche, Sendlinger Tor
  • Gartner Platz
  • Glockenbach
  • Barrio Turco
  • Theresienwiese

MIÉRCOLES

9.00 Levantarse, desayunar y enfundarse los bañadores, destino la piscina WESTBAD al oeste de Múnich. Si llegamos antes de las diez, podemos estar una hora y media y sólo pagar cuatro euros por persona. Mis padres entran escépticos. Entramos, dejamos nuestros monederos y teléfonos y llaves en las taquillas, insertamos la tarjeta de entrada, cogemos la llave para nuestra taquilla, ya con número, nos cambiamos en los cambiadores, mujeres por un lado, hombres por el otro entran en el “recinto”, el pasaje tiene duchas y baños. La luz es inmensa. Mi madre se sorprende del agua caliente y que no cubre! Las piscinas de Múnich son piscinas para jugar, para relajarse para disfrutar de la vida. Mi hermano y yo nos vamos a nadar unos quinze minutos. Mi hermano se sorprende de que no haya normas y que la gente nade como quiera, bucea para no atropellar a abuelas nadando, nadie se sorprende, todo el mundo esquiva. Bajamos por el tobogán, las niñas y los niños hacen cola sin rechistar. Pasamos por la zona de corrientes. Nos vamos a la piscina exterior de agua más caliente y salada. Burbujitas por aquí y por allá. Sauna turca, jacuzzi. Nos duchamos y salimos super relajados. Experiencia única. Vamos paseando. Comemos en Laimer’s el mejor sitio del barrio tanto para tomar una cerveza, como para comer, como para desayunar o hacer un brunch! Volvemos a casa andando. Nos cambiados. Paseo con mi hermano en bici hasta Pasing. Hacemos la compra de productos alemanes para llevarse en la maleta. Té y café en casa. Salimos. Paseamos. Helado en Konditorei Detterbeck (caseros, alemanes, super buenos), vamos al Castillos de Nymphenburg Schloss, Kaffee Kuchen en la Palmen Haus. Vuelta a casa. Coger las maletas. Tomar el tren S1 en Laim hasta el Aeropuerto.

  • Piscinas de Múnich: Westbad
  • Schloss Nymphenburg

Nada de lluvia, sólo alguna nube. Todo sol. 10°C de media. Genial.

8 thoughts on “5 días en Múnich, 3° vez, Algo Diferente?”

  1. 5 días muy bien aprovechados, como alternativa al paseo corto hasta Pasing se puede hacer un poco más largo (y agradable, para mi gusto) si se llega hasta Blutenburg y se vuelve por la trasera del parque de Nymphenburg.
    Como referencia, para que sepas el camino que propongo, puedes mirar esta ruta
    http://www.bikemap.net/route/92950#lat=48.155335711545&lng=11.48784&zoom=14&maptype=ts_terrain
    Solo una corrección: El barrio se escribe “Haidhausen”

    1. Hola Toni,
      Gracias por el comentario. Lo que pasa es que no me gusta nada el té y los pasteles de Blutenburg… muy mala calidad para lo caros que son. Y el té, sólo te dan un vaso! Aunque lo que más me gusta de Blutenburg es su iglesia románica primitiva.
      Saludos,
      ENM.

  2. Enhorabuena por tu blog. Siempre es interesante conocer el punto de vista de una persona que vive en Munich. He tomado nota del recorrido que has hecho con tus padres y si puedo cuando vaya en Julio, lo haré.
    Gracias por las informaciones que nos das desde Baviera

  3. Muy interesante y detallada la explicación. Casualmente llegaré a Munich mañana domingo a las 21h, y regreso a Londres el jueves por la mañana. ¿qué tipo de ticket me saco para esos tres días en lo que se refiere a metro y Sbahn? ¿el ticket vale también para los tranvías? No sé, si alguien me podría decir cuál es la opción más práctica se lo agradecería….

    Gracias de antemano y saludos,
    *
    T

  4. Me encanta que nos expliques los recorridos con tanto detalle 🙂
    Me vienen bastantes visitas en verano y tomo nota para poder hacer cosas distintas.

    Gracias!

    1. Hola. Muchas gracias por su página, está genial.
      El próximo miércoles 16 iremos un grupo a Roth, Nurenberg y Munich.
      Un saludo desde Tenerife.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *