Y litros de Cerveza!

Este año han habido 5 violaciones (faltan más controles y policías para controlar este aspecto), y otras relaciones de sexo consentidas que se han podido presenciar en el metro del Theresienwiese, dentro de las «casetas» o simplemente en el recinto del Oktoberfest. A parte de hablar de relaciones sexuales, he puesto la palabra sexo, porque algunos hombres que están con 5 litros o más de cerveza en el cuerpo (u otras sustancias / drogas que he visto este año que la gente tomaba), encuentran que pueden tocar las piernas, dar besos en los traseros de las chicas, tocarles los pechos, sin permiso ni con consentimiento. Se les regaña o no, depende de si la mujer ha tomado también unos tantos litros de cerveza. Se nota, que es un momento de encuentro entre muniqueses y muniquesas para darse a conocer y para encontrar quizás pareja sin pudor, sin timidez y a veces con ese desdén del «si te he visto, no me acuerdo», o «quizás si me acuerdo». El caso es que hay una gran predisposición para abrirse el corazón a cualquier oportunidad que cupido diga, muchos besitos al conocerse (que no darse la mano, como normalmente), muchos abrazos y tocamientos de cuerpo con la excusa de bailar y saltar encima de los bancos al ritmo de la música bávara, en directo!

Luego cuando los tortolitos ya han quedado totalmente prendidos el uno por el otro, y el cuerpo todavía aguanta, el Oktoberfest oferta mil atracciones, cómo los anillos olímpicos, la caída libre, las sillas voladoras, etc. para abrazarse con la excusa de «tengo miedo a las alturas», o «te protego de las alturas», «hace frío». Además, hay unas curiosas atracciones que datan de más de cien años, en las que la música tradicional es en directo también, y el tio-vivo da vueltas suaves, y toda la decoración es del siglo XVIII.

Otra cara romántica del Oktoberfest, es la tradición de regalar a la pareja (normalmente chico a chica), un corazón de galleta decorado con motivos florales y en el que está escrito en crema «Ich liebe dich» (te quiero, en alemán), o «Meine Liebe» (mi amor), «Immer dein» (siempre tuyo), etc. y cuanto más grande es el corazón mejor! Estos corazones suelen estar en todas las ferias y mercadillos de Múnich también, pero en el Oktoberfest son super típicos, y existe esta tradición casi como un deber. Si ya se tiene un corazón bien grande colgado del cuello, se puede compartir,  una manzana glaseada, unos pinchos de frutas bañadas en chocolate, almendras garrapiñadas, nueces garrapiñadas, unas patatas fritas, etc.

La música que se suele escuchar dentro de las «casetas» mientras se bebe cerveza, son canciones tradicionales, otras de los años ochenta, a veces el cumpleaños feliz, y este año ha sido muy tocada la canción de «Ein Kompliment» de Sportfreunde Stiller. El tipo de música depende de la «caseta», en unas son canciones más tradicionales, en otras más modernas, en otras una mezcla.. Para elegir la caseta que nos gusta, hay que hacer una media entre música, servicio rápido de cervezas y marca de cerveza.. porque todo ello marca mucho el ambiente y el tipo de gente que hay dentro.

Música típica del Oktoberfest (títulos y letras):

http://www.oktoberfest-live.de/wiesn-hits/wiesn-songs-2010/wiesn-hit-klassiker/index.html

Ein Kompliment de Sportfreunde Stiller:

https://www.youtube.com/watch?v=C4uXGzFZjqw

Música Tradicional (en este video, la música es la que es, pero las imágenes son un desastre… no se de dónde sacaron estas fotos, bueno, el caso, esta música es un buen ejemplo del ritmo romántico, amorososexual que se respira en el Oktoberfest, la música!):

http://www.myvideo.de/watch/5321096/Oktoberfest_bei_Bavaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.