Recuerdo perfectamente el primer año que pasé en Múnich, había cogido un leve resfriado, de esos que tienes que estar en casa un par de días. El médico me recetó caramelos de salvia e infusiones de salvia, a tomar durante todo el día. Así que en lugar de ir a la farmacia me fui al DM que estaba debajo del médico. Una compañera de trabajo me dijo con super entusiasmo, pero sólo con salvia no! Prueba infusiones que también tengan tomillo! Y hasta mi nueva jefa en el trabajo me da recetas de infusiones, indicando al mismo tiempo que ella nunca bebe té verde, ni té negro ni café que son malísimos para la salud, sólo Kräutertee.. o Infusiones como las llamamos en castellano.

Los médicos evitan en todo momento dar antibióticos o medicamentos / calmantes fuertes como el ibuprofeno. Suelen recetar casi siempre paracetamol si hay dolor o fiebre y luego infusiones (Kräutertee). El punto central es que cuando se está enfermo hay que quedarse en casa, en cama y dejar pasar la enfermedad, no intentarla curar con antibióticos.

Hay casos que de tanta cama e infusión se ha pasado al hospital por no ver desde el primer momento la necesidad de antibióticos por tener una neumonía o una bronquitis. La medicina natural está muy extendida entre los médicos alemanes y entre la población que cree a ciencia cierta que los antibióticos son el diablo y que la homeopatía es lo único que funciona. En este sentido es el extremo opuesto a cómo se ve en España, que el ibuprofeno y los antibióticos son la receta de cada día, y el ir a trabajar enfermo y drogado un modo de vida de lo más normal.

Para resfriados y males de garganta:

  • Salbei tee (Infusión de salvia)
  • Thymian tee (Infusión de tomillo)
  • Erkalstungstee (Infusión para el resfriado)
  • Hals- und Rachen Tee ( Infusión para la garganta y la tráquea)

Infecciones de orina:

  • Blasen- und Nierentee (Infusión para la Vejiga y riñones)

Males de estómago y cicatrizantes:

  • Kamille tee (Manzanilla)
  • Käsepappeltee (Malva)

Para calmar los músculos y nervios:

  • Johanniskraut Tee (Hierba de San Juán)
  • Nerven Tee (Infusión para los nervios, tipo valeriana)
  • Lindenblütte Tee (Infusión de Tila)

Las infusiones medicinales se pueden encontrar en todas las farmacias, pero también en Müller, DM, Rossmann y en los supermercados aunque sin tanta variedad como REWE, Kaufland o Edeka.

Las marcas que suelen salir muy buenas y tener más variedad son las de Sidroga o Bad-Heilbrunner, aunque DM y Müller tienen sus propias marcas.

DSCF0926

No dudéis en decir cuál es vuestra favorita y la que os va bien!

7 thoughts on “Recetar Infusiones en lugar de Medicamentos”

  1. Siento ser quisquilloso, pero en la frase “Los médicos evitan en todo momento de dar antibióticos o medicamentos” creo que sobra el “de”. Un saludo!

    1. mmmmmm yo odio las infusiones. Nunca me han gustado … Sin duda, es una alternativa porque el catarro hay que pasarlo 😉

      Lo que siempre me ha chocado que un par de mocos y un constipado se equipare a estar enfermo.

  2. Cuando me cogí el resfriado gordo corrí la voz entre conocidos hispanohablantes para localizar un/a médico que siguiera la “escuela” de la medicina “a la española”. (los hay españoles, sudamericanos y de nacionalidades varias, aún nos queda esperanza)
    Una infección de anginas no se cura en una semana tomando bolitas homeopáticas, tés de cualquier verdura extraña que encuentran en el súper, y vapores que inundan la habitación con olor que se agarra a todas las telas de la habitación ¡¡y no desparece en días!! Y después está el estreptococo, que toda madre alemana/alemanizada se lleva las manos a la cabeza porque es “supercontagiosodelamuerte”. Señoras mías, pregunten a su doctor cuántos tipos de estreptococos hay y cuál es el peligroso.

  3. Pues el mío en cuanto le pongo carita de perrito mojado y le digo que mis mocos son verdes me suelta la amoxicilina. No es que sea muy seguido, de hecho este invierno ni me resfrié! (lo gracioso es que la última vez que fui lo saludé con un “ya nos veremos en invierno cuando me de el resfrío”)
    No soy muy de infusiones, pero en mi último viaje a casa -Buenos Aires- me traje una mezcla de hierbas para la digestion de allí, el Té Cachamay, que es lo único que puedo tragar cuando estoy mal del estómago. La otra vez me compré un Erkältungstee y era un asco, puro hinojo, se lo regalé a una amiga. Los que sí me gustan mucho para la garganta son los caramelos Isla Moos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *