Cafetería única de Múnich, un lugar especial, dónde la máquina del tiempo parece que se haya parado a principios de los años XX, lleno de chistes de humor absurdo y surrealista, lleno de recuerdos recopilados en un Flohmarkt o en un anticuario o simplemente heredados de varias familias. Sólo hay cuatro tipos de tartas, bien hechas, siempre iguales. Es un lugar especial, porque para entrar hay que pagar entrada, la del museo. Lo mejor son las vistas a las calles de Múnich, se escuchan las conversaciones del interior, y se ven los coches y el tráfico diverso en silencio, atravesando la ciudad. La arquitectura se magnifica, al fin podemos ver los tejados de tú a tú, las combinaciones de colores pastel de los edificios sabiamente combinados. Es una terapia para los sentidos, en el centro de Múnich.

Karl Valentín y su acompañante Lise Karlstadt, fue uno de los duos cómicos más famosos de los años veinte. Una pareja de artistas, super originales, llenos de creatividad y de humos absurdo. Tan típico de Múnich! Estos personajes que nacen de las calles, que empiezan a tener éxito, a quien la gente sigue (ver artículo sobre los personajes de Múnich.) Una “Valentiniade”, una absurdez! Pero Karl Valentín no sólo era un cómico, cómo los buenos, también era revolucionario y crítico con el sistema político y sus decisiones. La que más me ha sorprendido ha sido cuando criticaba a la “cumbre” por querer hacer de Múnich una ciudad de rascacielos y de negocios como Nueva York… tradicionalismo, conservadurismo? o simple amor por la ciudad de Múnich? Varias veces estuvo vetado, sobretodo en la época Nazi.

Yo me quedo con Karl Valentín, sus frases memorables, llenas de lógicas y con el Karl Valentín enamorado de Múnich, hijo adoptivo y privilegiado que revolucionó la ciudad y contribuyó a que la escena artística muniquesa sea cómo hoy la conocemos. Increíble.

Localización:

Valentin-Karlstadt-Musäum (La entrada está en la torre IsarTor de la derecha mirando desde Marienplatz)
Im Tal 50, 80331 München, Mapa.

Horarios:

Lunes, Martes y Jueves  11h01–17h29 (a veintinueve y no a treinta!)
Viernes y sábado 11h01–17h59
Domingo 10h01–17h59

Los miércoles están cerrado, y los primeros viernes de mes hay actividades nocturnas, y el museo cierra a las 21h59.

Precio de las entradas:

Adultos: 2,99 Euros
Niños y estudiantes: 1,99 Euros

Página oficial:

http://www.valentin-musaeum.de/

CAFETERIA DEL MUSEO

En la parte más alta de la torre de la derecha de Isartor mirando desde Marienplatz.

 

One thought on “Museo de Karl Valentin y su Cafetería”

  1. Uhhmm, pues cuando vaya a Munich iré a esa cafetería… por cierto, vivo en Erlangen hace más de 10 años, así que si necesitas ayuda, simplemente escribe! 🙂
    … y se vive muuuuy bien aquí, ya verás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *