Parece que los alemanes no trabajen entre tanta fiesta por el medio y el oktoberfest y otras fiestas incontables que tienen cada dos meses… fiestas, pre fiestas y ojo, que pronto lleva Navidad y su mes de adviento.

Pero ya recuperados de las vacaciones de verano y del Oktoberfest, ya se puede pensar seriamente en el trabajo e ir a trabajar cada día sin interrupciones. Aquí os dejo uno de mis bolsos favoritos para ir a trabajar, llevar el ordi, las agendas, libretas, y bolsos con miles de cosas para el día y los nenes. No es de esta marca, pero la piel es parecida y la forma es igual. Es un “tote” o “carry-all” y me han dado cumplidos por llevarlo. Creo que es muy power dressing working woman… super busy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *