La verdad que si estuviéramos en España nos llamarían ridículos, ir por la calle con bastones de “nordic walking” o por el campo, pero aquí la mentalidad es de “Si voy caliente que se ria la gente” (en todos los sentidos). Vemos a los alemanes por los parques de Múnich paseando con los bastones de la montaña o de ir por el hielo tan pinchos, de la edad que sean, creyendo firmemente que van a adelgazar más o a estar más en forma. Igual si, no se. Pero lo que está claro que para la montaña son muy prácticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *