Hoy en San Jorge, nuestro día de Aragón, el día del libro, la Diada de Sant Jordi, dónde se regalan rosas a las mujeres y libros a los hombres. En nuestra casa, son rosas y libros para todos, sin distinción. Hoy, escribo aquí la historia de cómo surgió mi primer libro, Rafael y Virginia se van a vivir a Alemania.

Era un día cualquiera, volvíamos a Múnich en avión después de las vacaciones de Navidad. En el tren para casa, al lado nuestro se habían sentado una familia española que como nosotros volvía a Múnich. Los niños lloraban desconsolados de tristeza, la madre también. El padre miraba al vacío. Era una escena dramática, pero quien estaba pasando las emociones eran los padres a los niños.

Otra de las escenas que más me han conmovido desde que he vivido en Alemania y que se repetían en las dudas que recibo por email, es que quien suele venir a trabajar a Múnich es el padre, y es la familia la que se mueve por el trabajo del padre. Siendo la madre la que deja su trabajo en España. Las mujeres, madres, antiguas madres trabajadoras que dominan la multi-organización y la multi-tarea se encuentran en casa.

Y ahora, soy yo la que me cambio de país “en familia”, no yo sóla como antes, o sólos como pareja, sino “en familia” y eso cambia mucho las cosas y el cómo se gestiona el cambio. Yo soy claramente feminista pero con igualdad. Esta es la educación que he recibido desde pequeña y la que promulgo por dónde quiera que vaya. Así que se me ocurrió escribir un libro que combinara estas experiencias observadas, vividas y escuchadas. Con este libro quiero educar a los padres en un cambio positivo de país, educar a los padres, a que las madres también pueden cambiar de trabajo y moverse con la familia y que los cambios se pueden vivir con emociones positivas.

Cuando se vive en un país diferente, que no es el país natal de ninguno de los padres, la familia se convierte en el núcleo de las experiencias, de los descubrimientos y de todas las emociones. Depende de como lo vivan los padres, lo vivirán los hijos.

En septiembre del año pasado me puse a buscar ilustrador, quería unos dibujos clásicos, pero modernos, con colores alegres que transmitieran energía positiva y que dieran calma a la vez. Los dibujos tenían que ayudar durante un potencial periodo de estrés, que se vive cuando se cambia de país. Y por supuesto que los dibujos fuera fieles a la realidad, que Múnich se identificara en cada página y que los primeros días en un nuevo lugar fueran plasmados en cada rasgo de los protagonistas. Dani Torrent, lo hizo posible!

Feliz día de San Jorge! Feliç diada de Sant Jordi!

Feliz día del Libro!

Si quieres ser el primero en recibir por 15EUR el libro en papel como un libro infantil, envíame un email: contacto@espanolaenmunich.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *