El viernes pasado en la celebración de los 80 años del movimiento feminista ZONTA en Alemania me sorprendieron muchos discursos, pero sobretodo que la presencia de mujeres jóvenes se reducía a cuatro entre cien. La Ministra de Trabajo, Asuntos Sociales, Familia y Mujeres del Gobierno de Baviera, Christine Haderthauer estaba presente y dió un discurso, tengo que decir que dicho discurso fue de mal gusto, lleno de frases que olían a rancio feminismo y con insultos a la capacidad de los hombres a gestionar y trabajar. Creo que esta etapa ya la hemos pasado y que por mucho que fuera el ochenta aniversario de un grupo feminista, ella es ministra y tiene que dar ejemplo con su oportunidad de palabra del paso que las mujeres alemanas han hecho durante estos años.

Sin embargo, hubo el discurso pronunciado por la Dr. Sylvia Krauss-Meyl  historiadora y directora del archivo histórico de Bavaria en Múnich en el que contaba una historia histórica y llena de simbolismo. Explicaba cómo el jefe del partido Nazi en Múnich, en la época en la que Hitler gobernaba Alemania hizo un discurso en la Universidad de Múnich, la Ludwig-Maximilians-Universität y mientras hablaba vió que había un nutrido grupo de mujeres entre sus oyentes. En ese momento, el jefe Gauleiter de Múnich Adolf Wagner dijo en viva voz, Qué que hacían las mujeres en la Universidad, si su cometido no era estudiar sino hacer niños alemanes, porque Alemania lo que necesitaba eran alemanes y no mujeres universitarias. El Gauleiter Wagner para redondear su lustroso discurso añadió la subjetiva muestra de gusto “que encima eran feas” y que quizás por eso tenían problemas en encontrar marido y por esa razón estaban en la universidad. Para solucionar el problema, el Gauleiter Wagner dijo, no os preocupéis “feas mujeres” que yo tengo un buen regimiento de soldados alemanes que os pueden hacer un hijo y formar una familia sin ningún problema. En ese momento, el grupo de mujeres se marchó de la sala.

7 thoughts on “Una Historia: Las Mujeres, Hitler y Múnich”

    1. Creo que ahora la diferencia es que puedes ir a la universidad sin problemas, tienen el derecho a la educacion. Aunque luego la inversion del gobierno alemán se tire a la basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *