Jarabe de Palo, uno de los grupos españoles de más éxito de los dos miles pasó anoche por Múnich. Es decir que: Pasó, tocó y triunfó. Con algún problemilla técnico al principio que en unos diez minutos se solucionó y que hizo que repitieran la primera canción para luego continuar con una muy buena selección de canciones, muy bien puestas unas detrás de las otras, haciendo que el ritmo del concierto nunca decayera y fuera siempre hacia el clímax, que culminó con dos vises, un acústico de la flaca, y una inesperada coreografía tecno-bailable-dance con mucha modernidad y adornado con unas gafas luminiscentes que hizo que todos los fuéramos con un buen sabor de boca, y una muy buena impresión, porque los 26,50€ que costó la entrada, el concierto lo valió.

Valió la pena, porque fue para mi, personalmente uno de los mejores conciertos que he presenciado en la Muffathalle, sonido envolvente e impecable, aunque criticaría que el nivel de la voz en algunas canciones estaba muy alto (pero bueno) luces muy bien coordinadas y público super hiper entregado a las canciones y al momento de compartir, un “momento español” con la comunidad española en Múnich, que parecía que estaba todo el mundo, o al menos, casi todo. Cantando y coreando las canciones, quedó patente que un grupo español, tocando en Múnich, se llevara al público español, alemán y de otras nacionalidades (aunque no entendieran las letras) hasta el infinito, y nos fuéramos todos con los guapos de Jarabe de Palo. Hasta las alemanitas al salir del concierto “tomaban prestados” los pósters de Jarabe de Palo que estaban colgados en la entrada de la sala Muffathalle.

Ayer por la noche me acordé de mi primer concierto de “los Jarabe”, tenía quince o dieciséis años, y había ido a Lérida a ver a Nene Cherry, y Jarabe de Palo estaba como telonero. Un grupo de catalanes tímidos, con poco despliegue de sonido y luces que mostraban lo que incubaban sentados en algún sofá de segunda mano, en algún garaje familiar. En aquella época éramos unos cinco en primera fila viendo al grupo, y no había nadie más viéndolos, todo el mundo esperaba a la artista Nene Cherry.

Curiosamente, los caprichos del destino ha hecho que ahora “los Jarabe” sean muchísimo más famosos que ella y con muchos más éxitos musicales. Una bandera que ayer el grupo hizo patente, porque de la etiqueta “Grupo Español”, quedó el ritmo, la locura, la profesionalidad y la buena música, un ambientazo que ya les gustarían a más de uno o algún que otro grupo alemán. Pero lo que me encantó ver, fue la evolución del grupo, los años de experiencia, y ver que los éxitos a sus espaldas se notan y se notan mucho. Por cierto, tengo que alagar la buena voz de Pau Donès, muy buena a sus 44 años.

Muchas gracias guapos de Jarabe de Palo por hacer una parada en Múnich y hacernos sentir como en casa, en una noche veraniega de mayo.

One thought on “Concierto: Jarabe de Palo en Múnich”

  1. Si es que no estoy a lo que hay que estar…. ¡¡cómo me he podido yo perder un concierto de Jarabe en Múnich…!!

    Gracias por las fotos y el artículo… al menos he disfrutado con ellos.

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *