En Aragón, o por lo menos en mi zona, mi abuela me hacía las tostadas Santa Teresita (Torrijas; Pain perdu en Francia) cómo desayuno especial algunos domingos. Cuando me hice mayor ví que en el resto de España se llaman Torrijas y que son típicas para Semana Santa y no necesariamente para los desayunos, sino también como postre y frías!

Cómo se dice: «No es tarde si la dicha es buena», aquí está mi receta favorita para los desayunos especiales. Aunque un poco tarde porque tengo el ordenador estropeado y las Torrijas son típicas en Semana Santa y no después (o sí…).

Ingredientes

1 ó 2 Rebanadas de pan por persona

1 Huevo por persona

1 Vaso de leche entera por persona

1 Taza pequeña con azúcar

Aceite

Elaboración

Se prepara una sartén con aceite y se pone a calentar a fuego medio, mientras se pone en un plato hondo la leche, en otro plato hondo se baten los huevos, y en un plato llano se ponen dos servilletas de papel de cocina.

Para el pan… aquí en Munich es un poco complicado encontrar un buen pan, así que yo he hecho mis experimentos y salen muy buenas haciendo las tostadas con un Brioche entero que compro en el Lidl y así se pueden cortar las tajadas a nuestro gusto, yo las corto a 1,5 cm de grosor, pero si el pan es pan, entonces sólo 1cm. Luego este domingo por ejemplo no tenía Brioche en casa, así que utilicé pan de molde blanco de tamaño grande (americano) y salen bien. Aunque he visto que hay un pan muy aproximativo al nuestro que venden bajo la marca Käfer (la competencia de Dallmayr en épicérie fine) en los supermercados de Munich, en REWE por ejemplo, pero atentos porque se agota en un periquete.

Una vez cortadas las rebanadas de pan, se sumergen una a una en la leche, teniendo en cuenta que cada rebanada tiene que estar completamente empapada de leche. Luego se pasa por el huevo, varias veces por ambas caras y deprisa, es decir en este paso lo importante es que haya huevo en la capa superficial de la tostada y no en el interior. Y se pone en la sartén para freir, eso sí el aceite tiene que estar muy caliente. Se fríe por ambos lados hasta que esté cada lado dorado, tirando a oscuro. Luego se posa la tostada en el plato llano y antes de que se enfríe se espolvorea la tostada con azúcar por ambos lados.

Y este proceso se repite con cada tostada! Una delicia…

Receta de mi abuela: Joaquina Nasarre Pisa.

Yo las hice este domingo para desayunar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.