Acabamos de volver de España, de un viaje de una semana, que ha sentado de maravilla, como una desconexión genial, pero que es un lío de horarios y de comidas. Cuando se tiene una familia, los viajes a “casa” son diferentes. Incluso si estamos en la misma franja horaria, se tiene y se sufre de jetlag.

Llegamos a casa, y en lugar de comer a las doce, se come a las dos, así que a las doce todo el mundo tiene hambre y los peques son los que mayor lo sienten, así que hay que hacer un “snack” porque la comida no está lista claro. Y la cena es lo mismo, a las siete se vuelve a tener hambre aunque hayamos terminado de comer a las tres. Y hay que hacer otro “snack” porque la cena no va a estar lista hasta las nueve. El problema empieza a la vuelta! Cuando la comida después del “snack” no existe y se tiene mucha hambre, y salen del colegio y de la guardería hambrientos, llorando y con sueño. Los niños comen a las doce, pero no tienen la super comilona de casa la yaya a las dos, y la “recena” a las nueve. Un lío.

El caso de dormir, es algo parecido, acostarse a las doce de la noche, porque en España todos se van tarde a dormir y por la actividad que se tiene con los yayos y con los tíos. Y si es una semana, se puede recuperar aprovechando el sueño y cansancio extra acumulado del viaje relámpago a España, para que se vayan a dormir a las nueve otra vez. Pero si se está más de una semana, ya se han descontrolado los horarios.

Os pasa a vosotros también?

5 thoughts on “Jetlag cultural”

    1. Hola Ana.. Me ha encantado tu articulo!! Siiii, cierto, cierto cierto.. en Andalucia en verano mas aun!
      Y por cierto tus fotazas son las mejores! Como siempre. Haces cursos de fotografia?

  1. Yo intento no desajustar mucho los horarios. No es dificil porque en mi casa entre semana se come a la 1 o un poco antes y se cena pronto (las 20h), y a mis padres no les importa adelantarlo un poco para los peques. El unico problema fue lo de las actividades para nenes que empiezan a las 19 de la tarde….esos dias si que le hice hacer siesta a la mayor y retrasé la siesta del peque. Sino, alli duerme de 13 a 15 y si acuesta a las 21 (o sea un retraso de solo una hora respecto a sus horarios “alemanes”).
    Y no salimos a cenar con ellos fuera, en ese caso, los dejamos con los abuelos y salimos nosotros jajajaja

    1. Y lo consigues! Por eso a mi me cuesta tanto, porque nos adaptamos a los horarios españoles de pleno. Y luego la vuelta es mas dura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *