Los candados de los enamorados, o en alemán “Liebesschlösser” son los candados que las parejas cómo símbolo de su amor y con la esperanza de la eternidad ponen en los puentes de las ciudades alemanas. No hace falta estar casados para encadenarse, es suficiente jurarse amor eterno. Y lo más bonito, es que en los candados de la parejas se van incluyendo pequeños candados con los nombres de los hijos. Quién dijo que los alemanes no eran románticos?

Diferentes modos de funcionamiento:

  • Comprar un candado y grabar el nombre de pila de cada miembro de la pareja, y encadenarlo al puente
  • Comprar dos candados diferentes, poner en cada uno el nombre de cada miembro de la pareja y encadenarlos primero y luego al puente
  • Comprar un candado gigantesco, encadenarlo al puente y luego el candado de talla normal encadenarlo al candado gigantesco
  • Comprar una cadena que se encadena al puente, y en ella se van encadenando diferentes candados
  • Cuando se tienen hijos se van encadenando al candado de la pareja

Los originales están en Colonia en el puente Hohenzollernbrücke, que es el emblema de la ciudad, dónde muchos peregrinos y turistas se acercan a hacer fotos. En Colonia se pueden encontrar y contar hasta 40.000 candados de parejas enamoradas, pero sin embargo en Berlín, la capital alemana, están prohibidos.

Los puentes más “amorosos”, que guardan y custodian el amor en Múnich son:

  • Thalkirchener Brücke. Mapa.
  • Kabelsteg. Mapa.
  • Großhesseloher Brücke. Mapa.

Nos podemos encontrar con puretas alemanes que dicen, que en Colonia o en ningún sitio, alegando que en Colonia y concretamente en el puente Hohenzollernbrücke es el “de verdad”. Pero yo digo también… no es más bonito encadenarse amorosamente en la ciudad en la que se vive y ve día a día crecer el amor?

One thought on “Los Candados de los Enamorados en los Puentes de Múnich”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *