Hoy yendo al trabajo hemos tenido una conversación muy interesante con Cristina, le he comentado que estaba un pelín molesta con la tendencia última que ha tomado la prensa española, que ahora la moda es criticar a Alemania por el sistema de minijobs, y antes forzaban a la gente a emigrar a Alemania que se ve que aquí regalan trabajos y que todo es muy fácil. No se.. esta falta de profesionalidad me hace molestarme bastante, sobretodo recibir email de supuestos periodistas y pidiéndome emails de personas que trabajan con minijobs (????). Casualmente conozco bastante bien el mundo del periodismo, no voy a decir porqué pero mi padre ha tenido desde siempre posiciones muy respetables y altas dentro del mundo del papel y de la televisión. Y que confirmo las frases de mi padre: «Hay de todo en todas partes» y «Muchos son los llamados y pocos los elegidos». Madre mía que profesionalidad!!! Primero, que se informen de qué y por qué están los minijobs, que pueden ser malísimos de cara a los sindicatos, y un salvavidas cultural que no tanto económico para otros. Un tema muy complejo que como todas las reformas laborales tienen su razones, causas y consecuencias. Y hoy, voy a hablar de lo que le he dicho esta mañana a Cristina, de una manera no periodística, y de una manera llana y mundana. En el mundo real alemán, una sociedad que tiene sus problemas y sus «cosillas» como todas pues… los famosos minijobs, son trabajos en los que se gana el sueldo mínimo por ley con el que no se pagan impuestos. Conociendo el sistema de impuestos alemán que se basa en si se está casado o no, o sea que por cierto que no es nada justo para la igualdad. Pues, las mujeres que trabajan a media jornada o en trabajos mal pagados (que si, que si los hay), si se pasan un pelín del sueldo de frontera de impuestos ya tienen que pagar impuestos, pasan automáticamente a pagar el 60% porque imagino que la diferencia entre sueldos en este caso entre el marido y la mujer va a ser alta, pues su «sueldito» se va a quedar en nada. Así que hecha la ley, hecha la trampa. Tienen un contrato de minijobs, y por lo menos saben que ganan el dinero que se merecen y que lo valen, y no pasan 20h a la semana para ganar unos míseros cien euros (en un caso extremo). Por otro lado, tenemos a los jubilados y en la misma situación a los parados, que si el paro, o la jubilación no les llega para comer y vivir dignamente y necesitan y quieren trabajar, pues.. tienen que buscar un minijob, para no tener que pagar impuestos y no pasarse del sueldo de frontera de impuestos porque sino por unos 50€ de más perderían los subsidios de paro, o los de la jubilación. En este sentido vemos a personas mayores trabajar unas horas a la semana, o mujeres o personas que quieren tener un trabajo y tener un sueldo en su valor por ello, sin perder otras ventajas sociales y fiscales. Por ejemplo muchísimos estudiantes trabajan en el MacDonalds con minijobs, o en los bares, cafeterías, etc. Se puede criticar si, pero en esta sociedad, los minijobs hacen su función. Qué habrá personas que se aprovechen, si, como en todo, pero también hay que mirar la parte positiva, de que salvan muchas conciencias y muchas vidas, diarias.

Para salvar el injusto sistema de impuestos alemán, para no tenerlo que cambiar, se inventaron los minijobs, lo dicho, un parche para no ahogar el sistema social. Lo injusto, es que las personas que trabajan en los minijobs no pagan impuestos al gobierno. Pero en la cultura y sociedad alemana los minijobs tienen un sentido, quizás en otro país no, porque no tienen un sistema de impuestos basado en el estado civil.

Y de una manera periodística, un minijob tiene la siguiente base científica:

  • El Canciller alemán que introdujo los Minijobs fue Gerhard Schröder en 1999
  • El nombre legal del Minijob es «geringfügige Beschäftigung»
  • El nombre que le da la gente en la calle es «400-Euro-Job»
  • En Alemania hay alrededor de 5 millones de personas que trabajan en Minijobs
  • La persona empleada con el Minijob no tiene que pagar la Seguridad Social
  • Los impuestos correspondientes al sueldo, los paga el empresario, y no el empleado y son de un 2%
  • El empleado no tiene que dar al empresario la tarjeta de impuesto o Lohnsteuerkarte

9 comentarios en “Definición Subjetiva de los Minijobs”

  1. Como bien dices, las cosas tienen sentido en su contexto concreto, no se pueden intentar aplicar en otros lugares/culturas/entornos distintos y esperar que funcionen igual. Lo que es bueno en un contexto no tiene porqué serlo en otro, incluso puede ser perjudicial.

  2. Los minijobs son son una vergüenza amparada por un estado que se preocupa mas por defender el interes de las empresas que el de los ciudadanos. Constituyen un ejemplo de la pauperizacion de los derechos del trabajador y la sumisión de la sociedad alemana ante las exigencias de la expansión del mercado capitalista.

  3. Deberías incluir que los minijobs no te cubren el seguro de salud.Si no lo tienes hecho por otra parte por mucho que no pagues impuestos con este tipo de contrato estas jodido porque tienes que pagar la krankenkasse por tu cuenta (unos 160€)

  4. los minijobs son malos, lo mejor es los nanojobs con megasueldos. O mejor todavía, picojobs con Giga o Terasueldos. ¡ eso sí que mola!.

  5. Me parece muy bien que defiendas la sociedad alemana, estás en tu derecho y a tí te va bien, pero hay mucha gente aquí que las pasa canutas por la cantidad de impuestos que pagan, para tener un buen servicio de metros, autobuses…. pero dá la casualidad de que para montar en todos estos transportes TAMBIÉN pagas una cantidad bastante alta. No te hablo de sanidad en la que la mayor parte de los médicos son privados. A donde van todos esos impuestos? La verdad es que no me extraña que el estado no esté en crisis. Es una opinión.

  6. Hola, ENM!! Aunque no venga en continuidad con el tema de los Minojobs, has hecho menciòn a un asunto relacionado con la tele y querìa hacerte una consulta, tal vez puedas orientarme.
    Estoy en Argentina, en Bs.As., donde he terminado de grabar en HD un documental cuyo guiòn ha becado el Fondo Nacional de las Artes de mi paìs. Me gustarìa abreviar mis tiempos aquì y volver a Mùnich. ¿Conoces algùn estudio o profesional donde pueda editar este material allì en Mùnich! Muchas gracias por lo que puedas decirme para orientarme.
    Un beso, con el cariño de siempre.
    Diego.
    Pd: Deberìa ser alguien que hable español, el editor o la editora, ya que no alcanzarìa mi alemàn para resolver cuestiones creativas. O tambièn inglès, claro.

    1. Hola Diego, lamento ver tarde tu comentario; estoy en Munchen, y trabajo post con final cut pro. Cuando necesites, tambien tengo equipo broadcasr, camaras,microfonia etc. Mucha suerte para tys proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.