Este fin de semana pasado estuve en un pueblo en medio de la región de Thüringen para celebrar las Bodas de Diamante de los tios-abuelos de mi pareja. Es increible la energía que tiene esta pareja de noventa años, llena de amor, de complicidad y con ganas de festejar por todo lo alto sus 60 años de casados! Hubo tanta celebración que fue muchísimo mejor que a la boda de una pareja jóvenes-amigos alemanes de veintitantos hace dos años. La misa lutherana fue a las once y media, la comida a la una, la tarta con el café y demás pasteles a las cuatro, y la cena a las siete y a dormir a las diez! Un día completísimo lleno de paseos por la montaña entre comida y tarta y tarta y cena. Genial pasar todo un día entero con la familia que se suele ver dos veces al año. Eso si terminé con la tripa a estallar de tanto comer.

Aquí os paso las fotos de los momentos más destacados:

IGLESIA EVANGÉLICA LUTERANA, típica de la región de Thüringen con balcones.

El organista preparado para el concierto con el que nos iba a deleitar.

Los números de las canciones correspondientes que teníamos que cantar durante la celebración:

El libro con las canciones, típico en las Iglesias Luteranas, pero que algunas Iglesias Católicas de la Baviera tienen por ser tan completo en partituras y textos:

Detalle de una canción del Libro de canciones:

Y en una de las páginas me encontré una frase en español!!!

El sacerdote muy jóven que viene de Leipzig, luego estuvo durante la comida con su mujer y su hija.

El menú de la comida en papel plateado, cada detalle estuvo cuidado al milímetro.

Para la comida, había un buffet de varias carnes y verduras a elegir en cada mesa, como normalmente a la hora de comer en una mesa alemana normal, aquí mi elección:

La tarta de la boda!!! Riquísima!

Y los pasteles a elegir… es una de las cosas que más me entusiasman, el placer de comer pasteles sin parar y de los más variados para casar con el té o el café:

El menú del buffet para la cena, fue mucho mejor que la comida! Riquísimo y super variado. Aquí véis toda la sucesión de fotos, desde la carne cruda en forma de bola, que se come con pan, hasta el queso y el embutido típico en las cenas alemanas, el pan de cereales y los boles de ensalada que nadie tocó!

La mejor boda alemana en la que he estado hasta el momento!

3 thoughts on “Celebración Bodas de Diamante en la Alemania del Este”

  1. ¿Cómo será 60 años una pareja sin hablar? Veo tanto esa situación en Alemania… Fue chocante, sobre todo ver en un restaurante una pareja cenando juntos y 2 horas sin comentar nada, mirando a las paredes. Ahí la gran diferencia española, que hablamos hasta por los codos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *