Parece mentira pero hace un calor insoportable! Porque por las mañanas voy con abrigo, y veo el tiempo y el cielo que estaba de un azul oscuro, y claro, botas, medias, guantes y todo lo necesario para salir a la intemperie. Y al salir, casi me sale sarrampión. Locura de tiempo. Ya me hubiera gustado este solazo y estar calorazo hace un mes y medio. Por cierto, que viendo el blog de Eugenia Silva y de Paula Echevarría y de María León, madre mía, en Madrid y por Oviedo todavía se puede ir con pantalón corto con sandalias, como de verano y la chaquetita para hacer elegante. Aunque sin contradecirme aquí uno también se podría vestir así si sale a la calle a partir de las doce de la mañana.

Para que os hagáis una idea, yo siempre he comparado el tiempo de Múnich con el tiempo que hace en Copenhagen y normalmente suele ser el mismo, salvando las distancias de clima seco de montaña en Múnich, y clima húmedo de mar del este de Copenhagen, pero si aquí llueve, allí también, si aquí hace sol, allí también, debe ser una ventana de comunicación cósmica. El caso es que me fijo en el blog de “ir en bici chic” porque es lo que me interesa, cómo a menos veinte grados y nevando la gente sigue yendo en bici! Fascinante. La respuesta es fácil, ir en coche en dinamarca es carísimo, los impuesto de compra de un coche, de mantenimiento, son tan altos que es un producto de alto lujo. Pero no hay nada que no solucione una buena bici: http://www.copenhagencyclechic.com/

Hoy he comprado un timbre, negro chulísimo que suena como los ángeles antiguos de estilo vintage, y un candado… igualito al que tenía porque iba super super bien. En una semana me voy a casa a ver a la familia en españa, así que ya estoy comprando los regalitos que voy a llevar, recuerdos y cosas que sólo se podrían comprar aquí. Una caja metálica con decoración azul y de conejillos con de galletas de chocolate con corazones en miniatura de azúcar de colorines para mi primo de tres años, tabletas gigantes de chocolate Ritter para mi hermano, bombones de Ciotto para mis abuelos, Chocolate negro trinitario de madagascar de REWE especial bio para mi madre, un montón de prendas deportivas de las factories outlets.

One thought on “20°C, Sol”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *