El sábado pasado cuando íbamos de camino a Landsberg, justo subiendo en el tren, tuve la mala pata de que me picara una avispa, y que dolor! Aun así seguimos el plan previsto, paramos en Türkenfeld a fuimos en bici hasta Landsberg. Justo antes de llegar había un centro comercial con una farmacia y allí que fuimos sin perder un segundo más, y la lista de la compra fue la siguiente:

  • Cetirizin: Unas pastillas anti-alérgicas para los momentos de picotazo de avista/abeja. Se toman inmediatamente del picotazo para evitar una reacción alérgica.
  • Soventol: Crema con cortisona para untar la zona de la picada de avispa/abeja.
  • Fenistil Gel: Crema indicada para las picadas de mosquito.

Nunca me había picado una avispa hasta el verano pasado en Zürich en el jardín de unos amigos mientras hacíamos un brunch y este año en Múnich! Según los comentarios que escuchamos por la calle el pasado fin de semana, las personas hablaban de las picadas de abeja/avispa que habían sufrido. Parece ser que este año están en plan “atacante”, y debe ser cierto porque justo ese mismo día vimos a una niña que jugaba con una flor en una acera y de repente empezó a chillar de dolor. Está claro el tiempo loco de primavera que es verano y verano que es primavera trastorna a cualquiera.

2 thoughts on “Contra las Picadas de Avispa en Múnich”

  1. Hola! Me encanta tu blog! Una preguntita, que hago para ir a Landsberg? Llego con la S4 a Türkenfeld, y desde allí hay buses que me llevan a esa ciudad? o se puede ir andando? (De momento no cuento con la bici!) Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *