Una Polterabend es la fiesta que se celebra antes de una boda, sería una especie de “Despedida de solteros” pero que se celebra siempre conjuntamente en pareja y con los amigos de ambos. De todas las tradiciones alemanas, creo que ésta es la más bonita y romántica que tienen y no dudaría en seguirla ni un segundo. Ayer por la noche estuvimos en una que se celebró en el Botanikum de Múnich. Mi tándem de alemán se casa con su novio de toda la vida, y nosotras nos conocimos hace dos años a través de la web de SprachDUO y desde entonces que intercambiamos cafés, tés, conversaciones, preocupaciones, celebraciones de cumpleaños y emails.

Si recibimos una invitación para asistir a una Polterabend hay que saber:

  • Hay que traer vajilla de porcelana para romperla y que los novios recojan los añicos con una escoba.
  • Preguntar si es necesario traer ensaladas, tartas, bizcochos u otro tipo de pica-pica y/o la bebida si también se requiere.
  • Después de la fiesta, estaría muy bien que enviásemos una tarjeta de agradecimiento por la invitación y deseando lo mejor para el futuro matrimonio.

Qué pasa en una Polterabend?

  • En cuanto se llega se saluda a la pareja de novios y futuros marido y mujer, se les agradece la invitación, se les informa de lo que hemos traído de comida y se pregunta dónde se dejan los objetos de porcelana que posteriormente tendremos que romper! También se puede traer un ramo de flores a la novia como regalo para esa noche.
  • Dependiendo de si la noche es muy chic o no, dejamos la ensalada y la tarta en el táper con la que lo hemos traído o lo colocamos en un plato de cristal o bandeja que se encuentre en el lugar.
  • Empezamos a degustar las delicatessen que los otros invitados han traído y a charlar con los demás invitados, las conversaciones estándar de dónde trabajas, de qué parte eres amigo, decir todo el CV y preguntar sobre las tareas del trabajo diario, son las reinas de todas las fiestas alemanas. Ah, si, hablar del tiempo también!
  • Más o menos a las tres horas de estar presentes o entre la comida y el postre (que suele ser todo buffet) se hace una pausa para el gran momento estelar de la noche. Todo el mundo sale afuera a la calle, o a una plaza cercana y allí todos los amigos empiezan a romper las vajillas de porcelana y demás objetos que hayan traído: tazas de publicidad, platos, teteras, bandejas, boles, ensaladeras, macetas, etc, etc. La verdad que hay que parar cuenta y tener cuidado porque algún añico nos puede romper un pie o entrar una astilla en el ojo, la geste es muy bestia y no piensa en las consecuencias. Saber que no se puede romper cristal ni espejos, sólo porcelana.
  • Una vez que no quede ni un objeto en pie, todo tiene que romperse en pedazos, los novios empiezan a limpiar los añicos con una escoba y un recogedor. La metáfora-tradición dice que la limpieza de los pedacitos de porcelana que han producido sus amigos es la primera prueba y muestra de cómo los novios van a enfrentarse juntos a los desafíos y problemas de la vida, y que dependiendo del comportamiento en la limpieza de los añicos de porcelana, ya se puede intuir como va a ser su matrimonio. En la Polterabend de ayer, el novio se quería quitar el problema de encima lo más rápido posible, y sin recoger los añicos, sólo amontonándolos. En la primera que fui hace un año y medio, tanto el novio como la novia no pararon hasta que todo quedo pulcro y más limpio de cómo estaba antes y recogieron los añicos en cajas.
  • Durante la “rompedura” de porcelana, los amigos de los novios les gritan de todo para animarles en la limpieza pero también les ponen todo tipo de trabas para impedir que limpien todo, es una de las maneras de decir, que en la vida no todo es fácil y que se encontrarán con impedimentos persistentes a su felicidad.
  • Una vez terminada la sesión de trabajo en pareja, todo el mundo vuelve a la fiesta para degustar los diversos postres y empezar a bailar! Aquí siguen más felicitaciones personales a los novios.
  • Antes de partir de la fiesta, se felicita de nuevo a los novios, se les agradece la invitación a la fiesta y se les desea lo mejor para la boda.
  • Podemos llegar no-puntualmente!! Debe ser de las pocas ocasiones que se puede llegar hasta con una hora de retraso o más!

Cuándo se celebra una Polterabend?

  • Se puede celebrar un mes, dos meses antes de la boda, normalmente en viernes o sábado noche. Las dos Polterabend a las que he asistido se han celebrado con 2 – 3 meses de antelación a la boda.
  • Hay tradiciones más estrictas que dicen que se celebra la noche anterior a la celebración de la boda, o una semana antes como máximo.

Dónde se celebra una Polterabend?

  • En casa de la novia, en locales de asociaciones dónde los novios trabajan o tienen actividades sociales, en restaurantes, en locales de eventos…
  • La sala dónde se celebra la Polterabend suele estar llena de fotos de los novios y de decoración hecha por ellos y por los amigos más cercanos.
  • Siempre tiene que haber dos lugares importantes en esta celebración, uno para comer, beber y bailar y el otro para romper los platos. Ambos tienen que estar muy cerca.

Ayer en el Botanikum, por cierto, precioso lugar, llevamos un plato que estaba desgastado por los efecto del horno, unas tazas de té y un plato de pastitas a juego y horroroso que seguramente lo había comprado algún familiar alemán en alguna tienda de segunda mano, una ensalada de frutas y hortalizas, y un moelleux au chocolat. Préviamente pregunté por el dress code y me vestí con un vestido de seda de flores de Sayan la línea jóven de Purificación García, una chaqueta gris fina de algodón y seda de American Vintage, unos zapatos grises de charol de Fratelli Rossetti, medias negras de dentelle, y bolso negro de Michael Kors. Así que iba bien, porque todas las invitadas se vistieron muy elegantes, todas con vestidos de cocktail, y tengo que decir que fue un fiestón en toda regla, todos jóvenes, los padres de los novios estuvieron en un cuarto plano, y con d-j del MilchBar incluido y buenísimo que amenizó la noche desde las séis de la tarde hasta las tres de la mañana. La gente iba más arreglada que en una boda, iba con más predisposición de pasárselo bien que en una boda, y sólo había espíritu de fiesta entre jóvenes (léase edad de los novios). En este caso, la boda va a ser sólo por lo civil, sin vestido blanco y celebración íntima con la familia después del casamiento y todo ésto dentro de dos meses. La Polterabend anterior, fue de la boda católica a la que asistí el año pasado y también tengo que decir que comí mejor que la mismísima boda!

Cómo vemos los alemanes son los reyes en economía doméstica, incluyendo las celebraciones más importantes en la vida de las personas, los cumpleaños, los nacimientos, las bodas y las despedidas de solteros. Todos los amigos contribuyen en el éxito de las fiestas y todos son partícipes activos. La inversión económica se intenta minimizar al máximo, no para obtener beneficios sino para mantener los niveles de finanzas intactos después de dichos festejos.

Y cómo se dice, de una boda sale otra boda, yo digo que de una Polterabend de un SprachDUO sale otro SprachDUO. De una amiga del novio me llevé su email y su teléfono porque la chica había hecho un erasmus en Sevilla hace unos séis años y no encontraba un tándem decente español-alemán en Múnich, así que me ofrecí yo directamente para que empezáramos a intercambiar las lenguas y la cultura.

A guardar las tazas que no nos gusten para una Polterabend, y a romperlas por la felicidad de nuestros amigos que van a casarse!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *