No ha dado tiempo de que se limpiara la nieve que ya vuelve a nevar! Os podéis imaginar las calles secundarias hechas un desastre por las huellas de los zapatos, de las bicis y de los coches, la nieve vieja congelada es terrible, pero.. si ahora nieva, es decir, hay una capa de nieve virgen sobre el hielo o la nieve vieja es mucho mejor, no resvala tanto, y es más seguro. Aunque parezca raro!

Primer día de diciembre, y empieza la cuenta atrás para la nochebuena y la Navidad… esta mañana chocolatito a la boca, y así será cada mañana después de los cereales y la fruta y antes de la leche. Y ya empiezan a llegar emails para hacer fiestas de navidad en las casas o en los restaurantes, cenas de trabajo, cenas de asociaciones, cenas de cursos de alemán, cenas con los clientes, pero también cenas entre amigos, y cómo cada uno hace una con su grupo más cercano y luego invita a los no-tan-cercanos, pues hay mil y una fiestas de navidad!

Ayer me vino el hombre a casa, sobre las siete para mirar los gastos de agua caliente y de calefacción, viene una vez al año y siempre antes de Navidad. Voy a preparar un artículo para explicar esta curiosa forma de contabilizar el gasto de agua caliente, porque la hay que la produce la ciudad misma (habéis visto la central de calentar el agua al lado del Isar??, y las aceras que no se cubren de nieve, porque pasan las tuberías de agua caliente por debajo??) o privada de cada bloque de pisos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *