Las fuentes de Múnich ya están tapadas con sus cajas de madera, para protegerlas del duro invierno, algunas tiendas ya están decorando los escaparates para la época de adviento y navidad, en stachus (Karlplatz) ya están montando la mini pista de patinaje sobre hielo, y el frío ha vuelto a dar señales de vida en la ciudad. Ayer todo el mundo estaba en la calle para aprovechar el casi último día de “buen tiempo” de Múnich, y hoy ya tenemos la lluvia fría, helada que cae tímidamente pero sin parar sobre los viandantes, los biciclistas y los coches.. nadie se salva, hace mucho frío y mucha humedad. El invierno ya está entrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *