Parece ser que el tiempo va a ser como ayer como mínimo, así que como ayer también, paraguas y chuvasqueros en el bolso, aunque hoy vamos a salir de casa enchaquetadas y con pañuelines en el cuello. La verdad que a veces las fotos de personas cuando el cielo está blanco salen muy bien de luz y muy iluminadas las caras. Esa era la creencia que tenía cuando era adolescente, que desapareció de mi mente y que ahora vuelve firmemente a ser religión…mmmm… cómo dice el refrán; al mal tiempo, buena cara!

La maravilla que la maleta de mi madre estaba llena de productos españoles… entre ellos berberechos en lata.. que delicia ayer para cenar, casi había olvidado el sabor! También para desayunar magdalenas españolas caseras que había hecho mi hermana, están super buenas, así que pondré la receta en la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *