Super bonito día.. rayos de sol por doquier.. una maravilla de tiempo, y perfecto para secar las bufandas, gorros, guantes de invierno que lavé el otro día a mano, para guardarlos ya en el cajón del armario. Si! Increíble pero cierto, todavía no los había lavado, porque con este tiempo… cualquiera se fía. Viene una nube tonta, un aire polar, y todo Múnich vuelve a estar nevado.

Ya tengo los tickets del Filmfest, aviso, hay que comprarlos con mucha antelación, sino desaparecen, como todo aquí, hay que ponerse el despertador e intentar ser los primeros para conseguir entradas, apuntarse a cursos, etc, etc, etc. Las entradas se pueden comprar en los cines mísmos, cada cine su correspondiente película o en Gasteig, dónde hay un enorme despliegue mediático para recibir a las estrellas de cine, y a los directores y a los críticos.

Ah, por cierto para los amantes del savoir-faire francaise y demás gourmets, en Sendlinger Tor hay hasta el sábado un pequeño mercado de “delikatessen” francesitas. Un pelín caras, eso sí, habrán sumado al precio francés, el coste del transporte en avión, y el hotel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *