Múnich ha estado cubierto por una gran masa nuboloide negra, que no ha dejado de echar agua y agua sin parar… no veíamos el horizonte pero tampoco el fin… pero hoy, esta masa nubloide casi comiquística (de cómic), se está levantando poco a poco y todo el agua que ha caído, tímida pero firmemente se está evaporando. Con la esperanza de que este mediodía salga el reluciente sol, cómo síntoma de la victoria de las altas presiones, y del viento que se lleva la amenaza del nubloide.

Hoy, en las calles, literalmente, no hay ni dios! Todo el mundo está disfrutando del fin de semana de 4 días que por gentileza del gobierno bávaro (y algunas empresas que dan puente)  se da en esta región católica. Así que ir en bici ha sido todo un placer, sin lluvia, sin frío, sin viento, sin bicis, sin coches, sin personas andando.. toda la calle para mi!

Esta noche es noche festivalera, y cómo el suelo estará hecho pastelito pastoso de los dos días de super lluvia, hoy aunque no llueva, llevo las botas de agua de leopardo. El festival no es otro, que el de los estudiantes, StuStaCulum 2010 música, cine, teatro experimental, que vale la pena ver. Con puestos de comida exóticos.. y que narices, para recordad la vida estudiantil.. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *