Antes de venir a Múnich a vivir, había estado un par de veces de turismo y ya está. Pero cuando me llamaron para una entrevista y estuve un par de días sola dando vueltas por la ciudad, andando y perdiéndome por las calles me quedé con la boca abierta de la cantidad de tiendas que había, pero sobretodo de marcas que no conocía. Marcas alemanas y marcas nórdicas que en España no están o no habían llegado todavía a nuestras tiendas de Barcelona o Madrid.

Se podría decir que hay más marcas y más tiendas para consumo de lujo y no tan lujo, depende de como se vea. Pero lo que me sorprende más todavía viviendo cada día, son las tiendas como Tschibo, Aldi, Lidl, Norma, Penny dónde se pueden encontrar ofertas semanales de cualquier tipo de producto, desde camas hasta zapatillas de estar por casa o limpiadores bucales, pasando por juguetes de madera para niños.

Y este tipo de “consumismo obligatorio semanal” es el contrapunto a la austeridad y ahorro extremo de los alemanes. Yo creía y pensaba firmemente que los alemanes ahorran al extremo y no consumen. Qué sólo exportan. Pero no. Consumen muy impulsivamente. Si ven un producto que les interesa mucho en el catálogo del Aldi, van a hacer cola el lunes a las ocho de la mañana para comprarlo, porque saben que sólo hay cuatro unidades. O si haciendo la compra de la semana, paseando por Lidl ven algo que les interesa o ven atractivo lo compran, sin pensárselo dos veces. Son los primeros que dicen que no son consumistas, pero consumista significa consumir, sea barato o caro, pero consumir.

Y las tiendas no estarían llenas de productos, y de mil marcas diferentes, sin que los “consumidores” y habitantes de las poblaciones alemanas no los consumieran. Uno de los casos más alarmantes y que se puede ver inmediatamente es “el Müller”. Una droguería-perfumería-papelería-juguetería que vende de todo y de todas las marcas inimaginables, y a precios super baratos (con respecto a España). Barato porque normalmente todo está producido en Alemania o sino, igual barato porque tienen margen.

Este consumo impulsivo y oferta desmedida se debe a que se tienen que diferenciar de sus compatriotas de la Alemania de Este…. porque al fin y al cabo son alemanes y capitalistas (que no comunistas). Pero como tienen que ahorrar y tienen que vivir en la austeridad hasta el final de sus días (debido que tienen que evitar la inflación) consumen de lo barato, pero lo ultra consumen.

Esta es la razón, porque tienen casas grandes llenas de cosas… que no saben ni dónde guardar?

2 thoughts on “Una sociedad ultra consumista de la barato para mantenerse austeros”

  1. En 4 años que llevó leyendo tu historias veo poca evolucion en tus dicernimientos…
    tus juicios les falta claridad y documentación, Munich esta repleto de inmigrantes… y no hablo de recientemente hace muchos años que las familias en alemania son una mescla cultural…asi que la probabilidad de que los que ves haciendo cola junto contigo no son alemanes sino inmigrantes como tu es alta. Los que consumen en las tiendas costosas ademas de los ALEMANES son tambien la gran cantidad de turistas obvio!

  2. A mi me pasó lo mismo cuando llegué a Munich, que cantidad de tiendas y que afán por consumir! Hay que decir que en España (al menos en Madrid de donde vengo) también somos de compra fácil, y aun así aluciné con la cantidad de consumo que hay aquí. Muchísima compra por internet, mucha compra barata del Tchibo etc, y luego… en la comida ahorran!
    El día que lo entienda me saco la nacionalidad jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *