Hay muchos secretos, o muchas razones por las que la economía alemana es la más referenciada y respetada de nuestro globo terráqueo. En el artículo de hoy voy a hacer de economista entendida, como algunos periodistas, y voy a explicar con un lenguaje llano, el porqué Alemania es una potencia económica europea y mundial.

El secreto radica en los ahorros de todos los alemanes y del estado alemán. Pero a la vez combinado con que no invierten casi nada, es decir, que lo guardan todo bien guardado en el banco (porque da interés y más dinero) y algunas veces debajo del colchón. O como dicen aquí «sentados encima de su dinero para que no se escape».

Y este hecho «ahorrador» y poco «inversor» se ve en el país, y en sus infraestructuras pero también dentro de las humildes casas alemanas con sus humildes habitantes dentro de ellas.  Incluyendo la personalidad de cada alemán.

La gráfica siguiente se ve el porcentaje de ahorro con respecto al PIB de algunos países europeos, en rojo Alemania (Germany) y en azul celeste España (Spain). Según los economistas entendidos, para mantener un crecimiento óptimo, próspero y sostenible, se tiene que tener un porcentaje de ahorro mínimo del 25%. Por debajo de este nivel de ahorro, la economía no funciona.

Según la gráfica, Alemania tiene un ahorro del más del 25% y España está alrededor del 20%… que no estamos tan mal como Grecia (Greece) y Portugal o Italia a nivel de ahorro, pero tampoco estamos super bien, es decir, que nos falta ahorrar más. El problema que tenemos es que si no tenemos trabajo, o nuestro sueldo es muy bajo, pues el porcentaje de ahorro disminuye o es prácticamente nulo.

Screen Shot 2016-05-09 at 16.08.53

Mi tía Marisa que viene de Teruel me contó un día que la manera de ahorrar que tenían sus padres y sus abuelos era a través de cultivar y guardar seco el azafrán. Esta especia tan querida por nuestra cultura gastronómica, pero que su precio siempre está al alza y que no conoce tipos de interés o inflaciones o deflaciones. Ahora ni se cultiva ni se guarda debajo del colchón. Pero ella si que ha heredado, la cualidad de ahorrar. En mi casa por ejemplo, se ha perdido un poco. Dinero que me daba mi abuelo, me decía: «ala, para que te compres algo, lo que quieras». Será, porque nuestra generación de abuelos han sufrido los «recortes» y ahora quieren que disfrutemos.

En Alemania por el contrario, la generación de los abuelos vieron una de las mayores deflaciones de la historia de Europa, entre la primera y la segunda guerra mundial, dónde el marco alemán perdía su valor por minutos, de una mañana a una tarde y sus ahorros y lo que tenían paso a valer cero. De ahí, la segunda guerra mundial, con el subidón de su ego, y de la post-guerra dónde los Estados Unidos les salvaron las instituciones y reconstruyeron su país industrial, política y económicamente hablando.  Su moraleja económica es bien distinta, y su modus vivendi es de ahorrar hasta el céntimo. De ahí que mi pareja, cuando su abuelo le daba la propina de la semana cuando se veían, era: «Para que lo ahorres en tu cuenta del banco».  Y no lo utilices.

Los «ahorros» de los alemanes o Alemania se están utilizando en estos momentos para financiar las inversiones en otros países de la Unión Europea, de ahí viene el poder político de quien gobierne el país. Por ejemplo, «la Merkel» puede decir, que si no se hace lo que ella diga pues no da más dinero para la inversión, o no compra deuda.. o, etc, etc. Simplificando bastante.

En Alemania hay alrededor de ochenta millones de personas, el doble que en España, así que si cada alemán tiene un poder ahorrador de mínimo el 25%, los bancos y las arcas del Estado están bien nutridas. Como ejemplo, mi pareja no piensa en «usar» el dinero, sino en como «ahorrar» más y que su dinero sea más rentable. En el punto de elegir y tener cinco bancos distintos, pero también en el día a día de comprar la leche en el supermercado A y los huevos en el supermercado B porque hay una diferencia de cinco céntimos.

Por otro lado, tenemos la inversión, es decir cuánto dinero invertimos del que tenemos en infraestructuras, bienes, etc. En la gráfica de abajo se ve, el porcentaje de inversión respecto al PIB nacional. Alemania (Germany) no está la primera, sino la tercera y  España (Spain) estaba la primera que ahora la segunda respecto al porcentaje de inversión.

Screen Shot 2016-05-09 at 16.10.08

Por ejemplo, en España se ve que los cajeros automáticos o las máquinas del metro son nuevas o cambiadas recientemente, o antes de la crisis las autovías estaban nuevas y se invertía en el mercado inmobiliario (que no en la creación de nuevas empresas o diferentes negocios o áreas industriales, otro punto, pero aquí paro y seguiré en otro artículo). En Alemania los cajeros o las máquinas del metro son de los años cincuenta, setenta y se ve alguna nueva ahora, pero la introducción o inversión se hace lentamente. Por ejemplo, las señales de tráfico entre regiones de Alemania son diferentes y nos podemos encontrar unas de los años treinta, con una nueva, mezclada con una señal de los sesenta o una de los ochenta. La estética no es importante, hay una señal pues ya está. Esta es la diferencia en la mentalidad alemana. Si hay algo que funciona, no hay que cambiarlo, y si se estropea se repara. Y así, se ven obras interminables en las carreteras alemanas… porque las reparan a trocitos, pero también porque la inversión se hace de poco en poco.

Así que este es uno de los trucos, ahorrar mucho, invertir poco tanto a nivel nacional como individual. Se enseña en los núcleos familiares. Y se practica activamente desde el gobierno y cada ciudad.

Vosotros habéis visto ejemplos de ahorrar-invertir entre españoles y alemanes que apoyen la teoría? Cuáles son?

4 comentarios en “El misterio de la economía alemana”

  1. Los alemanes ahorran dinero porque el marco, desde la 2ª guerra mundial, ha sido muy seguro. Por el contrario, los españoles, con la peseta, han visto cómo sus ahorros perdían valor, y han «ahorrado» en ladrillo.

    Así la diferencia es que muchos alemanes al jubilarse tienen buena pensión y muchos ahorros, y que pagar un alquiler, mientras que el jubilado típico español tiene una pensión mejor y menor ahorros, pero tiene la casa pagada.

    Por eso los alemanes tienen tanto miedo a las políticas de Draghi de imprimir euros a mansalva, temor a que sus ahorros pierdan valor.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.