Una de las preocupaciones actuales es el consumo de azúcar en nuestra dieta diaria, no solamente en lo que son dulces pero también en el azúcar añadida que no se ve y que si que afecta. Dicho consumo de azúcar es lo que más me llamó la atención cuando vine a vivir a Múnich. Tanto es el cambio radical de consumo de azúcar a antes de venir, que me puse a investigar mi repentina adicción al azúcar y a los dulces, que antes no tenía.

Desde hace dos años que conscientemente no como azúcar, ni en dulces ni en productos que los añaden en su lista interminable de ingredientes. Miro todos, y no compro ninguno que lleve azúcar. Si como algún dulce es en cumpleaños o fiestas, pero no más, y mi hija de dos años, el único azúcar que ha probado es el del croissan que come el día de su cumpleaños para desayunar. El azúcar es una toxina para el cuerpo, pero también es una droga adictiva, muy difícil de controlar. Como ahora Jamie Oliver, el chef mediático inglés hace apología y cobra cinco euros más extra en las bebidas y postres que lleven azúcar. Jamie Oliver también está intentando que el Gobierno Británico incluya un impuesto a los productos con azúcar como en el alcohol y en el tabaco.

En casa de mi pareja alemana, comen con zumos en la mesa, con coca colas y con postres altamente azucarados. Para la hora de la merienda, se comen pasteles que parecen de cumpleaños, pero son los típicos para el café o el té. Y si por la tarde da hambre, si se está en el trabajo, lo que comen son gominolas, tabletas de chocolate y otros dulces que incluso pueden ser sustituto de la comida del mediodía.

Los chocolates son protocolo estricto de regalo para cada celebración, sea cumpleaños o navidades o pascua o fiestas de verano… A parte de los pasteles. Es una gran veneración, si no se regala chocolates o bombones es que no se quiere a la persona! Tan grave!

Esta adicción diaria al azúcar está combinada con un ansia terrible al control, o mejor dicho al autocontrol. Porque no se tiene que terminar la bolsa entera de “haribo” sino que se tiene que comer un poco cada vez. Y desde pequeños que les enseñan ese autocontrol. A mi pareja alemana le daban cada día dos gominolas para que supiera autocontrolarse. A mi este acto me recuerda más a las donaciones de metadona diarias para los drogadictos de heroína que para autrocontrolar a niños de su adicción o mejor dicho generación de la adicción al azúcar a menores de edad.

El problema es grave, cuando veo que una madre le da a su hijo de ocho meses, un pastel para merendar. O que el niño llora y patalea porque quiere gominolas o zumos o cualquier cosa que lleve azúcar. Como parte de su dieta diaria y no como celebración de un cumpleaños o de un día festivo especial, contados en el calendario anual.

Qué pensáis vosotros? Habéis experimentado algo similar? Es un caso grave en Alemania o es en todos los países por igual?

16 thoughts on “Gominolas, chocolates y pasteles en el trabajo y en la vida”

  1. Coincido contigo al 100%, el tema de las comidas y el azúcar en Alemania me tiene alucinada. Cuando mi marido me cuenta que en la oficina todo el mundo tiene gominolas en la mesa, cuando en clase de alemán no falta la cesta con galletas y chocolates, cuando quedo con una amiga a las 13h para lo que yo creo que va a ser comer y resulta que ella se toma un café y un trozo de tarta, o cuando amigos alemanes te dicen que ellos los fines de semana no comen, que se toman un trozo de bizcocho a mediodía y luego cenan pronto, eso sí, algo como es debido… me choca muchísimo! Y podría seguir. No sé, luego por otra parte son súper deportistas, mucho más que nosotros, es otra de las contradicciones que veo en la sociedad alemana, me llama mucho la atención. Con razón se sorprenden tanto cuando les dices que comes caliente dos veces al día…!

    1. Hola Mami, ya es de dia..
      Exacto.. o cuando para comer es tipico arroz con leche!! Y me lo encuentro en la cantina del trabajo y me dicen que es normal, es la parte vegetariana!!
      Si.. mis suegros, si desayunan en un hotel un monton (tipico aleman aprovechar) luego no comen, y luego otro kaffe kuchen y luego cena, pero fria claro que es la cena!
      La verdad es que luego queman el azucar si hacen deporte, pero no todos, y eso no es sano.

  2. Jamie Oliver ha cambiado la alimentación de muchos colegios en Inglaterra porque les daban lo peor que se puede comer (azúcar refinada, salchichas,carnes procesadas, y nada de ensaladas). En Alemania se come mucha azúcar y harina (la blanca es como un corta césped para las células) pero los niños también comen mucha fruta y verdura. Se puede tomar azúcar sin refinar y harina pura pero sin pasarse.

  3. A mi siempre me ha chocado el Kaffee & Kuchen. Siempre he tenido la impresión que las meriendas aquí siempre son dulces, a excepción del Brezel. Quizás los dulces estén tan integrados en la dieta alemana porque se venden en la panadería. En España, tendrías que ir a una pastelería a comprarlos. Aquí los tienes todo el día delante de las narices cuando vas a comprar el pan. ¿Qué pensáis?

    Has tocado un punto muy interesante: el de los productos que llevan azúcar. Todos los productos precocinados suelen llevar azúcar en mayor o menor medida. Y en realidad, todos los productos especiales para niños … llevan un montón de porquerías. Nosotros no los compramos.

    Saludos!

    1. Hola Meinemamimemima,
      Ademas las brezel si que llevan azucar que lo pregunte! Incluso las bio!
      Dan demasiadas porquerias, y las comidas de niños prefabricadas industriales es puro azucar. Pero si es verdad que aqui cada dia es un buen dia para un pastel o para cualquier dulce. En mi casa en Huesca, eso no es asi.. ni siquiera en las panaderias, que tenemos pan, y madalenas y croisanes si tienes suerte. Pero nada mas!
      Aunque si se encuentra el dulce, no es tan exagerado.
      Cuando deje el azucar, entraba en una tienda BIO y decia.. pero si da igual que sea BIO, lees los ingredientes y todo lleva azucar!! Incluso encontre queso con azucar! El primer mes me volvi loca.. hasta que luego me acostumbre.

      Saludos!!
      ENM.

  4. A mi cuando llegué a Munich también me llamó la atención: Kaffee & Kuchen, platos dulces para comer de plato principal en las cantinas, la cantidad de platos precocinados que hay en los supermercados, y en la oficina que para celebrar cualquier cosa, que no eres nadie si no traes tartas (eso si, si eres hombre lo primero que preguntan es si lo ha hecho tu mujer, por que ellos deben ser inutiles parece, pero este es otro tema…).
    Que en España también tomamos mucho dulce, pero creo que no lo tenemos tan integrado en la cultura como aquí.
    Ah y por cierto, me encanta el blog!!!! 🙂

  5. Siempre es triste ver cómo hay niños por todo el mundo que están creciendo con rutinas y hábitos que los alejan de una buena y sana alimentación. Los excesos siempre son malos, ya sea por azúcar, por sal, por grasa… Hay mucho mal ejemplo en nuestro entorno, pero creo que también cada vez somos más los padres que nos dedicamos día a día a inculcar buenos hábitos alimenticios, rutinas sanas, poniendo el ejemplo a los pequeños dentro y fuera de casa. Siempre hay que leer las etiquetas, como dices tú, el hecho de que diga que es Bio, no significa que automáticamente se trata de una buena opción.
    Por otro lado, creo que siempre debe haber lugar a excepciones para lograr un sano balance, como el caso del postre o la merienda en la fiesta de cumpleaños.
    A los hijos uno siempre quiere ofrecerles lo mejor, y enseñarles la base de una alimentación balanceada es un regalo para toda la vida.

    1. Hola Alma,
      Exacto, estoy totalmente de acuerdo contigo. La educacion en la comida y en el resto, en los primeros años de vida es fundamental para que de mayores tomen las “correctas” decisiones por si solos.
      La alimentacion es fundamental para el equilibrio entre cuerpo y mente, y afecta tanto nuestra forma fisica como la mental.
      Una vida feliz empieza por una alimentacion sana y saludable.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos,
      ENM.

      1. Y después de haber pasado ya por el bombardeo de gomitas y chocolates de fantasmas, calabazas, Nicolás, pinitos navideños, tréboles, cerditos, rosas y corazones, ahora siguen vigentes las florecitas, conejitos y pollitos :S Es simplemente demasiado 🙂 Son mínimo 6 meses sin descanso en propaganda de azúcar. En fin, da paz saber que si hay más de un par de niños que aprenden a apreciar y disfrutar la comida verdadera.
        Saludos,
        Alma.

  6. Buenas,

    No puedo estar más de acuerdo con este post. Yo llevo casi tres años en Alemania, en Baviera, y todavía no salgo de mi asombro con el tema azúcar y los alemanes. Tengo ejemplos para aburrir:
    – En la oficina todos tienen gominolas, chocolatinas, etc. a mano.. y a veces se saltan la comida del medio día por haber comido bollos o el pastel de cumple de alguien.
    – En los cumpleaños de adultos, en España suele haber café y una tarta, la tarta de cumpleaños! Pues en Alemania hay 4 o 5 disitinas, bien grandes y todo el mundo prueba todas.
    – Mi novio toma muchísimo dulce, yo apenas lo pruebo, y cuando hablamos del tema, me pone como excusa que al estar muy en forma y hacer mucho deporte, que su cuerpo se lo pide. Ya!
    – Una vez casi me da algo cuando vamos un domingo a casa de mi suegra a comer. Yo me esperaba, como otras veces, el típico pescado al horno o un Sonntagsbraten… pues no! Había Zwetschgenknödel con su nata, canela, azúcar… para comer!!! pfff…

    Un saludo!

    1. Cierto, cierto, cierto… lo de comer como plato principal algo dulce como arroz con leche o las crepes cortadas con azucar glas.. es lo mas alucinante y que lo pongan en la seccion vegetariana de las cantinas!

  7. Pero como puedes vivir sin comer azúcar y con tu hija como
    Le haces? Eso sería una razón de divorcio con mi esposo alemán jaja
    Me interesa saber cómo lo has logrado y como te sientes
    Y eso de los alemanes es muy cierto, yo prefiero comer 3 veces
    Calientito que comer kaffe/kuchen igggit! Jaja un abrazo
    Y por aquí andamos!

    1. Hola MamiaufDeutsch.. Gracias por el interes! Pues.. con mi marido aleman no hay reglas, el puede comer lo que quiera, pero como en casa se ha disminuido el consumo, el tambien.

      En el resto, la comida espanola no lleva azucar, y en casa comemos comida sana, sin nada añadido, todo hecho en casa y si se compra algo, no tiene que llevar azucar para poder utilizarlo en cada receta.

      Pasteles sin azucar.. mi marido si hecha de menos el sabor de plastico del azucar.. y ahi hemos tenido discusiones con las galletas de navidad. Que no tenian el sabor de siempre.

      Pero estoy educando que el azucar no es bueno y no se comen cosas con azucar. Si les dan chuches luego se las damos a papa y listo. Tambien, que los paquetes de los supermercados, cuanto mas colorido mas azucar tiene.

      Es facil, porque mi marido esta siempre resfriado, y los demas no, asi que es facil decir, como come azucar, el cuerpo se pone enfermo mas activamente que si no comemos.

      Como lo haces tu?
      Saludos,
      ENM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *