Este es el articulo mas difícil de escribir por mi posición de chica española. Pero preguntando a mis conocidos alemanes y a mi pareja. Puedo decir que a los alemanes les gustan las españolas por su pasión, su fuerza y su físico menudo y moreno. Lo opuesto a las alemanas altas y rubias y sumisas. Pero, claro.. también se puede chocar por las diferencias culturales y el saber hacer que evidentemente son diferentes. Lo que hay que apreciar es como somos cada una y entender las costumbres de cada país en ambos lados. Ser abierto, y entender las diferencias, que enriquecen y no contradicen.

Según la encuesta, las respuestas han sido las siguientes:

  • Demasiado maquilladas
  • Solo morenas de piel y de pelo
  • Sexy
  • Saben lo que quieren y van a por ello
  • No muy “girly”
  • Feministas
  • Pequeñas
  • Cejas grandes
  • Extrovertidas
  • En modo profesional intimidadas por el país y la situación

Lo que si he notado es que los alemanes mezclan mucho la nacionalidad, para ellos que hablen español ya es un  grupo de chicas, vengan de España o Venezuela o México. Sabiendo que cada país latinoamericano es completamente diferente, con personalidades marcadas y tradiciones diversas. La encuesta puede tener un sesgo que cambie los resultados. Lo cual es triste que no puedan diferenciar entre países! Es como que los españoles mezcláramos alemán con austriaco y con suizo.. ellos se volverían locos!

6 thoughts on “Una española vista por un alemán (resultados de la encuesta)”

  1. Hola!
    Antes que nada quiero decirte que me gusta mucho tu blog, pues vivo en Munich desde hace 5 años…Así es, el alemán promedio (y también los que han vivido en países hispanohablantes, como mi marido desde hace 10 años- a quien felizmente conocí en España) no ve grandes diferencias entre los que hablamos español; en realidad no me extraña que sea así, pues por mi trabajo viví en España 8 años (soy mexicana y llegué ahí con 35 cumplidos) y puedo decirte que después de haber vivido en otros 2 países llegar a España fue un feliz descubrimiento y “reencuentro” con la otra parte de mis raíces. No sólo compartimos antepasados comunes, cultura e idioma, sino una manera de percibir la realidad, reaccionar y vivir muy similares. Por lo que las sutilezas que conforman nuestras diferencias son minucias comparadas con nuestras semejanzas… Somos conscientes de nuestras diferencias -más bien de forma y no de fondo- pero no podemos esperar que les sean evidentes a alguien fuera de nuestro macro “Sprachraum”. Así que por nuestra parte (y me refiero a todos los no germano parlantes) es bastante normal que percibamos a suizos, austriacos y alemanes como un solo “contingente”, y a ellos, que se ven de igual a igual, más bien les deja indiferentes que otros les confundamos. La verdad no veo nada triste en que nos confundan a los que hablamos español; como te comento a mi y a un par de amigas mexicanas nos encanta leerte y al contrario, es un gusto sentirnos identificadas y “confundirnos” contigo a la hora de percibir la realidad en Alemania. Saludos y mucha suerte con el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *