Se ha muerto la Tante Lotte y el entierro es en septiembre, se ha muerto el Onkel Kurt y el entierro es en julio. Cuando en mi familia en Huesca, cuando se muere alguien el entierro es al día siguiente. Parece ser que aquí los guardan en los frigoríficos durantes días, incluso semanas para tener preparado el entierro y las formalidades administrativas con tiempo, debido al inesperado suceso.

Esta diferencia de cómo tratar a los muertos dice mucho de las diferencias culturales entre los países. Primero que debido al clima, un muerto en España con tanto calor no aguanta ni una hora y cuanto antes se entierre mejor. Que en Alemania con el frío del invierno y las temperaturas no tan altas en verano, tradicionalmente no era un problema tener varios días al muerto en casa. Ahora ya en un frigorífico adecuado. Segundo que los alemanes no están hechos para los sucesos inesperados y que si tienen un plan lo hacen, se muera quien se muera, asi que el muerto tiene que esperar. Lo que España si se muere alguien, se deja todo para ir a ver a la familia y velar al muerto y hacer todos los papeles administrativos que hagan falta. Así que si se tienen quince días, se puede planificar cuando visitar a la familia y cuando empezar a hacer la burocracía sin una interferencia demasiado grande en la vida cotidiana. Tercero que a los españoles nos gusta hacer las cosas ya, y deprisa y ya está. Por el contrario a los alemanes las cosas hechas con prisa traen desconfianza y significa que están mal hechas. Así que lo mejor es tomarse el tiempo para enterrar a una persona para enterrarla bien.

A parte de las diferencias objetivas, lo que si me llama la atención es que no he visto mucha lágrimas en los entierros alemanes, no hay sofocos o sentimientos. Todo va por dentro y no aflora a la superficie como en los entierros españoles. Aquí como todo, hasta en las buenas noticias de que te casas, reaccionan con un “tu hermana se compro un coche”.

Larga vida a la vida!

10 thoughts on “Los muertos se entierran a los 15 días!”

  1. Tendrías que dedicar un Post a la ruin costumbre que tienen también a no visitar cuando alguien está enfermo en el hospital. Cero visitas y llamadas recibí yo de la familia de mi marido cuando casi pierdo al bebé que esperábamos. Y no sólo estuve ingresada una vez . Una cosa son tradiciones y cultura y otras ser unos impresentables maleducados sin moral ni sentimientos.

    1. Cuando operaron a mi marido, estuvo ingresado una semana. En esa semana su madre le visito una vez, y no volvio a llamar para ver como estaba. Yo stuve todos los dias alli con el desde que salia de trabajar hasta q se hacia bien de noche. Al principio pense que era solo la familia de mi marido. Pero me di cuenta que de todos los pacientes que habian, no solian recibir nunca visitas. Y de hecho el companyero de habitacion de mi marido jamas recibio visita.
      Y yo me pregunto, no visitan cuando estan enfermos porque les importa un comino la gente, o porque estan muy obsesionados con no infectarse de virus/bacterias/lo que sea que les impida ir a a trabajar?
      Un saludo

  2. Creo que en todos los sitios del mundo puede pasar lo que comentas/comentáis. Yo he visto muchas lágrimas en entierros en Alemania y también he visto a gente en hospitales en España que no recibió (muchas) visitas. Es muy fácil juzgar de forma superficial. Como ya se sabe como somos los españoles, griegos, italianos, alemanes etc. no paramos de confirmar lo que ya sabíamos cuando estamos en otro país. Considero incluso peligroso generalizar cuando uno se basa en sus experiencias personales (muy limitadas) en otro país… Tu blog es muy interesante pero considero mejor describir en vez de generalizar y juzgar.

  3. Me parece injusto opinar sobre el actuar de una sociedad distinta a la nuestra (en mi caso latina), cuando hemos sido criados de forma diferente. Lo que algunos pueden interpretar como frialdad, a otros puede parecerles respeto a la intimidad, cautela y prudencia. El tiempo que se toma la familia para organizar un sepelio, le permite resolver los asuntos administrativos y personales que el evento sobrevenido pudo ocacionar. Igualmente, ese “tiempo” también ayuda a sus deudos a comenzar el proceso de duelo en la intimidad, de drenar su dolor e iniciar la aceptación de su pérdida. Luego de 15 días podemos ver a los afectados inmersos en su dolor, pero ya sin el desgarro inicial que provoca la ausencia del ser querido. Igual ocurre con las visitas en el hospital. Los alemanes respetan y protegen su intimidad. No todo quieren saberlo y no todos quieren contar -por ejemplo- la afección que puedan tener.

    Calificarlos de inmorales, frios, etc, dice también podría interpretarse como intolerancia e irrespeto hacia los ciudadanos de la nueva tierra que los acogió.

  4. Unos vecinos alemanes q residen en España nos han hecho entrega de una carta de pésame acompañada de dinero con motivo del fallecimiento de mi padre. Podéis decirme qué sentido tiene la entrega de dinero y que tengo que hacer para agradecerlo de una forma correcta. Gracias

  5. Soy española y vivo en Holanda desde hace mucho tiempo. He visto entierros holandeses y españoles y cada uno tiene su lado absurdo. Lo de enterrar deprisa y corriendo a alguien me parece la cosa mas estupida que jamas he visto. Vale, en antiguos tiempos, cuando no había manera de refrigerar a un muerto, lo podría entender, pero los tiempos han cambiado. Necesitas (al menos yo lo necesito) un par de días para asimilar lo que ha pasado y poder despedirte en condiciones. De no ser así, el entierro se vive como algo muy dramático e irreal, y eso es muy malo para asimilar todas las emociones que tal situación conlleva. La muerte de mi abuela en España por ejemplo me provoco mucha ansiedad a posteriori, porque no fui capaz de asimilarlo tan rápido. Aquí en Holanda sin embargo, no solo se llora por el muerto, también se intenta celebrar su persona y los recuerdos que nos deja. Pero los holandeses son muy metódicos y se pueden pasar un pelo. He estado por ejemplo en un funeral en el que se nos daba la orden de levantarnos de nuestros asientos y bailar al son de música preferida del muerto. Me resultaba muy forzoso. También hay la costumbre de tomar mucho cafe, etc. En fin, puedo entender que un español le pueda parecer ‘frio’ todo esto, pero no lo es. Simplemente es una manera distinta de asimilar una situación que para todo el mundo, ya sea mediterráneo o nórdico, resulta muy difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *