Todo aquel ciudadano alemán o con doble nacionalidad incluyendo la alemana que vive en Baviera puede firmar contra el pago de la matrícula universitaria. Esta acción es válida hasta este miércoles día 30 de enero en el ayuntamiento de cada ciudad de Baviera, y la pueden ejercer todos aquellos mayores de 18 años.

Eliminar el pago de matrículas en las universidades? Parece metafórico e irónico e incomprensible y difícil de entender cuando en nuestro país están aumentando las matrículas de más de un 100% cada trimestre. Cuesta entender, que aquí un autóctono dice que si el gobierno subvenciona con los impuestos la universidad pública ya no hace falta pagar cada estudiante una matrícula. Qué si la persona que paga con sus impuestos las universidades pero nunca las utiliza porque las tiene que pagar? Pasando de tendencias políticas y de que aquí todo lo que se paga extra se puede reducir en la declaración de impuestos. Porqué no deducir que no se va a la universidad y devolver lo que se ha invertido en “educación”? Y que las personas que quieran ir a la universidad que paguen lo que se requiera?

Si, filosofía pura y dura un lunes a primera hora, porque el asunto es grave. Las dichas y controvertidas matrículas universitarias se añadieron hace menos de diez años para equipararse al “sistema europeo de bolonia” dónde y para no haber discriminación entre un país y otro al acceso a la universidad, en Alemania se tenía que añadir un pago de matrícula al trimestre cuando antes no lo había. Añadieron las matrículas pero mantuvieron las mismas subvenciones públicas a la universidades. Conflicto? Las universidades alemanas no sabían que hacer con tanto excedente presupuestario, así que utilizaban o mal utilizaban el dinero recibido directamente por los estudiantes para pagar la factura de la calefacción porque de esta manera, calientes los estudiantes estudian mejor, o para cambiar los aseos, porque así los estudiantes estudiarán mejor, o cambiando los ordenadores cada año porque así los estudiantes estudiarán mejor. En algunos buenos casos, este excedente “imprevisto” de presupuestos anuales se ahorraba y se guardaba.

Este hecho no ha sido pasado por alto, ni por la administración, ni por las asociaciones, ni por los propios estudiantes que a través de las quejas han conseguido que la mayoría de las universidades de otros “Länder” o comunidades abandonen la idea de hacer pagar una matrícula a los estudiantes cada trimestre. Baviera, Hamburgo y Niedersachsen son las únicas regiones alemanas dónde todavía se tiene que pagar matrícula. Y por esta razón esta semana se puede votar para abolirla.

Firmen si están de acuerdo y vivan la democracia participativa!

Screen Shot 2013-01-27 at 10.42.13 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *