Parece que no tenemos invierno… aunque yendo en bici me estoy muy mal acostumbrando a no ir por la nieve, a tener las calles «limpias» a no sufrir… si porque aunque ir en bici con nieve adicte, también se pasa mal controlando la bici durante treinta minutos para evitar una caída que luego tenga que acordarme. Demasiado calor hace, es como un principio de primavera, incluso en un jardín he visto un árbol con hojas verdes pequeñitas, increible. Vamos a aprovechar a no poder bajar en trineo para a poder pasar un invierno tranquilos.. dicen que el gobierno se va a ahorrar en «winterdienst» = servicio quitanieves más de 6 millones de euros, o más.. así que en tiempos de crisis no va mal, pero también en tiempos de crisis va mal que los freelance y autónomos que la ciudad contrata para quitar la nieve de las calles secundarias esténn a la espera y sin tener los ingresos invernales de cada año, es decir «hacer su -agosto-» que en este caso sería «hacer su diciembre».

Hoy he ido a comer con una compañera de trabajo que hacía tiempo que quería charlar un rato con ella pero que por diversas razones y por mi apretada agenda no había podido ser. Pues bien, dicha mujer, que me tenía muy intrigada es una mujer alemana de unos cuarenta años, casada y con 3 hijos, que los empezó a tener a los treinta. Y los siguientes cotilleos son los interesantes: Entró en la empresa como manager de recursos humanos, se quedó embarazada de su primer hijo a los 7 meses de entrar en la empresa, y ella quería sólo hacer 3 meses de baja maternal, pero los de recursos humanos, o sea sus compañeros, le dijeron que si volvía tenía que disminuir su categoría aunque le mantenían el sueldo. En ese momento ella accedió después de muchas negociaciones. Volvió a los tres meses, en un puesto de analista y a tiempo completo con su sueldo anterior, incluso! se sacaba la leche materna con una máquina escondida debajo de la ropa durante todo el día, también durante en las reuniones de trabajo… El caso es que a los dos años se volvió a quedar embarazada y en ese momento los de recursos humanos le dijeron que ahora si, que con dos ya le ofrecían un puesto de asistente (o sea secretaria) manteniéndole el sueldo (claro), pero (claro) ella dijo que no, que seguía con su trabajo de analista, pero esta vez, como su hija recién nacida le habían diagnosticado autismo, iba a coger media jornada durante algún tiempo, siempre manteniéndole el sueldo. A los cuatro años tuvo su tercer hijo, y los de recursos humanos le dijeron que con tres hijos imposible de trabajar, así que le volvieron a ofrecer un puesto de asistente y a la vez con media jornada, ella dijo que no… y empezó a trabajar a tiempo completo.

Desde su primer hijo han pasado diez años, ahora es otra vez manager desde hace unos cinco meses, lo consiguió! volvió a un nivel al que estaba antes de quedarse embarazada pero con un periodo de prueba de 2 años y con el mismo sueldo de antes. Y ella ha luchado y ha tenido suerte porque muchas otras mujeres acceden en las negociaciones y se quedan como analistas, y encima como junior, o como asistentes… con todos los años de experiencia. Y si.. ella tiene que soportar los comentarios de sus amigas que la critican por no estar en casa. Pues bien, esta mujer tiene a sus hijos en un colegio privado que salen a las cinco, y gasta íntegramente su sueldo en el colegio y el kindergarten, 2.500€ que gana nettos se gasta en colegios para que ella pueda trabajar normalemte. Su marido que tiene una tienda de muebles paga el resto de «los gastos de vivir». Como véis no puede dejar de un lado nunca mi vena periodística-investigativa.

12 comentarios en “Nublado, 5°C”

  1. ¿O sea que a la mujer esta sus compañeras la consideran «madre-cuervo», no? Al menos demuestra que se puede ser madre y trabajar en Alemania…

  2. Gracias por descubrirnos la otra Alemania, la que Merkel no deja ver demasiado y oculta a los «vagos» del sur. Pues si este es el modelo que debe regir en Europa y considerando que el modelo yankie me parece propio de una sociedad enferma, me declaro marciano!!!!!!
    Creo que hay que hacer un monumento a las mujeres trabajadoras en Alemania, sean de donde sean.

  3. Lo que hay que ver,menos mal que como dice la canción,LAS CHICAS SON GUERRERAS,toda mi admiración para esa mujer «inasequible» al desaliento.

  4. Hay que ver la parte positiva de la historia ,en España no se hubieran andado con tantas florituras ni te hubieran ofrecido tantas posibilidades te despiden directamente y punto.
    Ojalá me hubieran ofrecido a mí un puesto de oficina cuando comuniqué a mi empresa que estaba embarazada en lugar de despedirme (soy visitadora médica y viajo visitando hospitales) .Y esto no es un caso aislado, os puedo dar más ejemplos…

    Por cierto , me encanta este blog!!!!!!!
    Saludos,

  5. Siento haberte ofendido tanto Loly, pero no creo que eso justifique que me llames tonta escudándote en un refrán.
    Mi intención era decir que al menos le dieron la oportunidad de elegir si aceptaba o no lo que les estaban proponiendo. Esta persona ha podido decidir no perder el empleo y seguir luchando o podía haber buscado otro empleo mientras.Qué la proposición es injusta , ridícula y alucinante está claro y que las mujeres lo tenemos más difícil para ser madre y profesional que los hombres es una realidad (aquí , en Alemania o en cualquier otro país).
    Pero creo en mi humilde opinión que en la mayoría de los casos en España son «lentejas».
    De nuevo , lo siento si te he ofendido a ti o a cualquier otra mujer.No era ni mucho menos mi intención.

  6. Hola, Paz, discúlpame tú a mi, por favor, que no ha sido mi intención endigalrte personalmente la tontera que el refrán abstrae y generaliza. No me hago cargo de la interpretación que tú le das al refrán, sólo que si he rozado la agresión, eso sí es lo que deseo retirar. Sigo pensando que ‘ver las pequeñas ganancias de las grandes pérdidas’ sigue siendo una interpretación y una actitud no constructiva y en mí es claro que aquello que no suma, necesariamente resta.

  7. Acabo de descubrir tu blog. Soy ingeniera y llevo más de 7 anios en Alemania, 5 y pico en Munich. El tema de las mujeres es una de las cosas que más me chocó. Con el tiempo empiezas sin embargo a verle las ventajas.

    La cuestión es la siguiente. La realidad en el mundo de hoy independientmente del país en el que vivas es que para hacer carrera profesional tienes que concentrarte mucho en tu trabajo, viajar, etc… Si tienes dos trabajos a tiempo completo es imposible que hagas uno de ellos tan bien como aquel que sólo se dedique a un sólo trabajo. Ser madre es un trabajo ya en sí. Y esto es lo que ven los alemanes, si quieres hacer carrera como madre, o bien el padre es el que hace el trabajo de cuidarlos a jornada completa o tienes a tus hijos a jornada completa en una guardería y casi ni los ves.

    No conozco a nadie ni hombre ni mujer que hayan hecho carrera trabajando de 9 a 5, con tardes y fines de semana libres.

    Yo como mujer quiero todo, quiero ser madre, pasar tiempo con mis hijos, quiero trabajar y hacer carrera. Pero la realidad es que es imposible hacer ambas cosas, o bien renuncias a una o bien renuncias a la otra.

    Las mujeres alemanas tienen esto muy interiorizado, y saben que el día que se convierten en madres, sus hijos pasan a ser su trabajo. Las empreas ofrecen para estos casos medias jornadas, etc…

    Yo tengo una companiera madre de tres ninios, y la verdad es que me da mucha pena. Tiene una jornada super reducida y además tiene permiso para trabajar desde casa. Eso tiene la ventaja de que si es tu deseo cuidar de tus hijos tienes la posibilidad de no desengancharte del todo… pero la verdad es que yo la veo completamente perdida, no viene a las reuniones, tiene como la cabeza en «tengo que ir a recoger a mi hijo al cole». Hay cierto proteccionismo con estas madres, y se las permite trabajar de esta forma. La verdad es que rinde mucho menos que el resto, no está al día, pero se le permite por ser madre.

    Digamos que una mujer tiene la elección de hacer carrera o si queire reducir jornada. Esta elección no la suele haber en Espania, o trabajas a jornada completa y te organizas para que otra persona cuide a tus hijos o nada de nada. Pero como la mayoría piensan que renunciar a los hijos por la profesión no merece la pena, pues se da por supuesto que una mujer no va a querer hacerlo y si quiere, que en realidad no va a poderse concentrar en el trabajo, raramente se les pasa por la cabeza que vaya a renunciar a sus hijos.

    Mi suegra, licenciada en informática, dejó de trabajar con el nacimiento del segundo hijo, para ella supuso cierto alivio no tener que seguir aguantando la presión del trabajo. Pero me confesó que se arrepentía de haber dejado de trabaar del todo, que quizás haberse hecho autónoma hubiera sido mejor.

    Yo personalmente estoy echa un lío, mi madre ha trabajado siempre. Pero también veo que el ritmo que llevo ahora es agotador, casi no tengo tiempo ni para hobbyes. Quizás no sea esto lo mejor para mi. Por qué esa necesidad de hacer una carrera para sentirnos realizadas si se lleva nuestras fuerzas? Es un gran dilema

    Con este tema se pasan por varias fases, sorpresa, rechazo, comprensión… será el efecto Estocolmo.

  8. Bueno bueno, cuando en tu pueblecico, solo tienes un Penny y un Lidl, tampoco importa mucho, jejejeje, que bonito vivir en Munich y tener donde elegir!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.