Este año me estoy convirtiendo en fan de las manoplas, me compré unas hace dos meses para usarlas en este tiempo y la verdad que estoy muy contenta. La ventaja respecto a los guantes, es que los dedos no están expuestos al frío individualmente, se mantienen calientes guardando conjuntamente el calor corporal, por eso a veces los guantes no son tan efectivos en estas temperaturas que rondan los ceros grados.

A la hora de ir en bici, las manoplas son igualmente flexibles que los guantes y la comodidad puede ser similar, pero la ventaja más importante es que como he escrito antes, de verdad, en serio, los dedos se mantienen más calientes ya que no tienen tanta superficie expuesta al frío.

Las fotos están tomadas en las tiendas STELLA y COS (Theatinerstr. con Marienplatz) de Múnich.

Nota: Las manoplas tiene que ser de lana, pero por dentro tiene que tener forro polar! De esta manera protegen más del frío tanto yendo en bici como paseando por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *