Un biergarten es un lugar de encuentro, un sitio peculiar, con mucha historia y con cuatro normas básicas y esenciales que parece que se hayan estrapolado a la vida cotidiana de Múnich.

  • Primera, las mesas se comparten con gente conocida o no conocida.
  • Segunda, las bebidas se tienen que comprar obligatoriamente en “el chirringuito” del Biergarten y no se pueden traer de casa, grande o pequeño todos tienen su bar, y allí se puede adquirir desde cerveza hasta zumos, cafés, agua, coca-colas, etc (y la jarra no se puede llevar de recuerdo, aunque se haya pagado una fianza de 3€).
  • Tercero, la comida se trae de casa. Si se quiere también se puede comer allí, algunos biergartens ofrecen servicio de cocina bávara rápida o no tan rápida. Pero no es obligatoria comprarla, y se puede traer la cesta de pic-nic de casa y organizar un festín de tápers, cubiertos de plástico, mantelería de cuadros y comida casera, incluyendo el postre y a veces el café/té en un termo.
  • Cuarto, las jarras de cristal se tienen que devolver al “chiringuito”, previamente se ha pagado una fianza (Pfand) que se recupera cuando se devuelve la jarra+la moneda (ver artículo sobre el Pfand: /2011/01/25/que-es-un-pfand/) Así que hay que contabilizar a la hora de pagar, el precio de la cerveza más el precio del Pfand.

Los Biergarten suelen estar a la sombra y bien cubiertos por árboles que suelen ser castaños. Esta peculiaridad viene, de un “brainstorming” o “momento-de-pensamiento-innovativo-para-buscar-la-mejor-solución” para el problema de que en el Biergarten no diera el sol bajo ningún concepto. La razón era que allí, bajo tierra almacenaban desde el mes de marzo hasta la época de octubre la cerveza. El proceso de elaboración de la cerveza requiere unas temperaturas bajas que Múnich en el mes de otoño e invierno tiene, pero que en primavera y en verano no se consiguen y en consecuencia estropeaba el gusto y las cualidades de la cerveza. Pero como el objetivo y las ganas eran de beber cerveza durante todo el año, lo que hicieron fue elaborar la cerveza mucho más fuerte (ahora la llamada Starkbierfest) y en grandes cantidades en el mes de marzo y conservarla en los Biergarten hasta la época de octubre cuando se volvían a tener temperaturas más adecuadas para la elaboración de la cerveza muniquesa.

Durante esta temporada, es decir, primavera y verano, los muniqueses acudían a beber la cerveza, evidentemente dónde estaba almacenada. Por esa razón, allí se colocaban las mesas altas, en la época,o  las mesas y las sillas de madera  bajas actualmente, para ir a degustar la cerveza fresca cuando agudizaban las altas temperaturas. Las jarras de cerveza se dispensaban allí mismo, pero no la comida, porque no se trataba de ningún restaurante, por esa razón la norma-tradición de poder llevar cada persona la cesta de pic-nic llena de comida y de utensilios para degustar los manjares bajo la sombra de las hojas de los castaños.

Los auténticos Biergarten de Múnich, localizados estratégicamente al menos uno por barrio para proveer antiguamente de cerveza a todos los muniqueses son dónde antiguamente se almacenaba la cerveza. Es cierto, que ahora, cada restaurante tiene su terraza que copia el estilo de un Biergarten pero los auténticos están bien señalizados con un letrero en la entrada que lo indica y están protegidos por los auténticos árboles de castaño.

 

3 thoughts on “Qué es un Biergarten?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *