En estos días en que la luz brilla por su ausencia en Múnich, porque anochece más temprano, a las cuatro, cuatro y media, porque está nublado, las luces de las bicis tienen que estar listas, porque sino no se ve ni un piojo. Ayer me cruzé con unas bicis que iban en contra dirección y sin luces. Dios mio, casi me las como! Con mi miopía (no mucha, pero para estorbar si) y sin gafas, y las bicis sin luces, las vi cuando las tenía encima.

Hoy es el segundo día de nieve después del martes pasado que nevó tímidamente, hoy a partir de la tarde está nevando con más fuerza, hoy se está inponiendo como el primer día oficial de nieve.. estamos a 22 de noviembre, y parece que si que puntual como un reloj el clima de Múnich, antes de empezar el mes de adviento tiene que haber nevado. Árboles esqueleticos y fantasmagóricos, sin una sola hoja preparados para ser decorados con una capita de algodón blanco. Mirar por la ventana hoy, es cómo mirar el comienzo del invierno pero también del periodo de Navidad. Blancas navidades tendremos este año? Me refiero, será la primera Navidad que me quede aquí? … Aún no tengo billete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *