Hoy, al fin, estamos oficialmente en otoño, y mira por dónde, hace un tiempo de verano! Este año las nubes están un poco al revés, pero la verdad es que es una gozada disfrutar un día de septiembre con este sol y con este calor! Fuera los abrigos, fuera las bufandas, fuera los guantes! A las once estábamos a 18°C, y ahora a 24°C!!

Hoy finalmente han empezado a limpiar las calles de los cristales de botellas, vasos, etc.. y he pasado rozando un montoncito de cristales blancos (porque los montoncitos estaban separados en colores) que estaba en medio del carril bici, suerte, suerte que no he cogido ninguno y no he pinchado. Pero… noto que mis ruedas no tienen tanto aire, asi que algun cristilacillo se habrá clavado y las ruedas están perdiendo aire.

Al mediodía, puntualmente a las doce, salían de las oficinas miles de personas vestidas con el traje tradicional para ir a comer y a beber al Oktoberfest, y todos guapísimos, repeinados como nunca, con las camisas planchadísimas, y luego después de 2 horas del Wiesn, se van a volver al trabajo. Si… yo he llegado a ver gente borracha en una reunión y estar totalmente aceptado porque estamos en la época del “Oktoberfest”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *