Aprovechando que íbamos y veníamos en coche… y que son muchísimos kilómetros, hemos traído una barbaridad de víveres para sobrevivir un año entero aquí en Múnich, sin echar de menos las bondades de la tierra patria. La lista es la siguiente:

  • 1 paletilla de jamón
  • 2 chorizos rojos ibéricos
  • 3 choricillos pequeños a la sidra
  • 2 longanizas
  • 2 fuets
  • 1 queso manchego curado
  • 1 queso manchego semicurado
  • 1 queso tierno del Cigarral
  • 1 queso de tetilla gallega
  • 3 paquetes membrillos dulces
  • 20 latas de olivas rellenas de anchoas
  • 3 botes de queso mató
  • 4 litros de aceite suave para cocinar
  • 5 litros de aceite de oliva arbequina virgen extra para ensaladas y pan (de la coperativa del pueblo)
  • 5 litros de aceite de oliva virgen extra “suave” para cocinar (de la coperativa del pueblo)
  • 5 litros de aceite de oliva de casa de mi abuela (que al final ha desaparecido.., no se dónde está)
  • 2 botes de pimiento de piquillo
  • 2 botes de alcachofas en conserva
  • 3 latas de anchoas de Santoña del Cantábrico
  • 4 botellas de litro y medio de leche entera de Cantabria (Renedo de Piélagos)
  • 1 botella de vino Moscatel
  • 2 botellas de vino blanco semi dulce
  • 3 botellas de vino tinto de Rioja
  • 2 botellas de sidra asturiana (de la de escanciar)
  • 1 bolsa de rosquillas (para los del trabajo)
  • 1 bolsa de sobaos pasiegos
  • 2 botes de salsa romesco
  • Cebollas, verdura, etc del huerto de mis abuelos
  • Huevos de la granja de mis abuelos
  • 3 revistas de decoración (Interiores, Nuevo Estilo y Casa Viva)
  • 1 lámpara modernísima de plástico transparente de Barcelona
  • 1 aceitera de medio litro de Marquina (de las que no gotean) de la Garriga Verda (ya teníamos la original, la versión pequeña)
  • Unos cuantos libros en español y en catalán
  • Ropa de deporte de Decathlon
  • 1 maleta pequeña para avión de MiSako
  • 1 juego de sábanas blancas… bordadas a mano (regalo de la familia)
  • 1 bote de colonia Roger & Gallet (aquí en Alemania no distribuyen -sólo jabones-, y es mi colonia de diario)
  • 1 bote de alcohol y agua oxigenada (sólo en farmacias aquí)
  • 2Gigabits de fotos del Pirineo de Huesca, de Teruel, de Barcelona, del Delta del Ebro, del Castillo de Loarre, de nuestro cristal roto (nos intentaron robar)

Si si.. podéis contar que nos hemos dejado una pasta, que hemos ahorrado mucho para el viaje, pero que aquí o es más caro o no existe, y que nos va a durar mucho tiempo. Bueno… es una manera de sobrevivir y aprovechar que íbamos en coche! Impensable en avión!

Ah! Me he traído también un kilo y medio de más de peso!

10 thoughts on “Qué traer de España para sobrevivir en Múnich”

  1. Hola Jonás,

    Pues utilizan un “aceite” o mejor dicho un “óleo” que viene de unas flores, que huele fatal, que es transparente, más líquido que nuestro aceite, que no hace humos y que al cocinarlo huele aún peor. Tienen unos cuantos tipos de estos “misteriosos” Bio-super-naturales aceites, que se pueden encontrar en cualquier supermercado, en el Aldi, Lidl, REWE, etc, etc.

    Según ellos es muchísimo más sano que el aceite de oliva, y también mucho más barato. A los alemanes bien alemanes no les gusta mucho el aceite de oliva, dicen que tiene un sabor muy fuerte, que tiene mucha grasa y engorda y que es carísimo. Bueno, cuando los oigo hablar así se me pone una cara roja de cabreo… sobretodo si después los veo comer carne sin parar, chocolates y haribo sin conocimiento.

    Un saludo.
    ENM.

  2. Los alemanes usan también para freir un producto llamado ” Butterschmalz”. Es un tipo de mantequilla depurada a la cual se le ha quitado la humedad. El sabor queda en los alimentos pero ellos no lo toman como un problema. Aquí es normal que muchas comidas tengan sabor a “Butterschmalz” or a manteca. Parece ser una preferencia local.

    Un saludo.

    NF

    1. Gracias Nestor,
      A mi han dicho que lo utilizan bastante para hacer huevos fritos.

      (pero a mi que no me quiten el sabor del aceite con el pan untado con la clara y la yema… dios, que delicia! -lo que se pierden los pobres-)

  3. A los nacidos en las culturas Germánicas les repelen los fritos con aceite, por ejemplo solo tienes que verlos aquí en Málaga secando con una servilleta el pescaito frito, incluso en sitios en que saben freír bien y no dejan el pescao aceitodo.

    Sin embargo, cuando vivía en Viena me enteré que hasta las patatas fritas y el Wiener Schnitzel las hacen con Schmalz. A mí si que se ponía la cara un poco rara de imaginarme una olla de manteca de cerdo fundida.

    Lo paradójico es que siguen inflándose de Berner Würstchen rellenas de queso y liadas en panceta y luego se quejan del aceite de oliva…

    1. Te doy toda la razón Guille,… sabes que me ha sorprendido aquí? Una amiga alemana embarazada me dijo.. “uy, uy.. no puedo tomar demasiada fruta que tiene azúcar”, y luego se hartan de comer chucherias Haribo, gominolas, chocolates en todas sus variantes después de comer, cuando están trabajando.

      Y del aceite me han dicho.. pero eso tiene mucha grasa! Yo me parto por dentro! Te lo juro, porque como bien dices, comen salchichas de franfurt (como las llamamos nosotros), que tienen muchísima más grasa, o frien todo con mantequilla o con Schmalz!!!

      Culturas super diferentes, pero creo que hay mucha tontería por ahí perdida en la calle.

      1. Pues tienes mucha razón. Una de las principales cosas que aprendí viviendo fuera es que todos somos unos intolerantes si no viajamos.
        Me dí cuenta de la forma en que les gusta venir de turismo pero luego no aceptan realmente que la cultura mediterránea tenga su razón de ser en un contexto climático-histórico concreto como la mejor (o la menos mala posible), igual que la suya fue la mejor para unas condiciones climáticas muy duras que ya no lo son tanto con la tecnología actual.
        Pero también me di cuenta de lo intolerantes que somos los españoles, con tanta fama de ser abiertos y hospitalarios, pero cuando vienen a adorar nuestras tapas y nuestro clima, aunque sea por 2 semanas.
        Porque no veas la cantidad de veces que he tenido que aguantar aquí el comentario de algunos que me aseguran que la cerveza la toman caliente cuando nunca se han sentado una tarde entera en un Biergärten en verano a probar todas las variedades de una sola marca hasta elegir tu favorita de por vida… o despotricando contra el pan de cebada sin haber hecho un desayuno de domingo con 3 tipos de pan negro, mantequilla y toneladas de Schlagobers acompañados de una tetera de Fruchtetee.

        Lo que pasa es que para eso tiene uno que pasar muchas horas, días y años desayunando, merendando, cenando y tomando copas con amigos que te introduzcan en una cultura, da igual que sea allí que aquí. Y el caso es que vamos de turismo juzgando una cultura por un parpadeo percibido.

        Jeje. El caso es que me ha encantado tu blog porque de vez en cuando me ataca la nostalgia de haber vivido fuera, y eso que vuelvo a Austria de visita con mucha frecuencia, y me está recordando tantas cosillas, como por ejemplo enterarse de pronto que uno está ilegalmente a los 15 días de llegar al país por no haber hecho el Anmeldung (Meldzettle en Austriaco) en el Rathaus, que era obligatorio.

        O ir descubriendo esas oposiciones geométricas entre culturas mediterránea y germánica como por ejemplo el coste social de que te pillen en una mentira o el valor de la palabra “Freund” y la perplejidad de que te presenten como un “Bekantes” a otra persona.

        Bueno. Estoy enganchado esta tarde de agosto leyendo casi todos tus posts por esa razón sentimental, ¡ja! Imagínate que aunque soy funcionario estaba curioseando cómo buscar trabajo en Austria o Bayern…
        Supongo que o lo llevo en los genes o es que la zona Alpina tiene algo que me embelesa.

        Un saludo… y cambiaría un poquito de fresquito por el bochorno húmedo que tenemos en Málaga esta noche…

    1. Te iba a responder, pero he pensado que mejor no perder el tiempo con tonterías; aunque ahora que lo pienso, te estoy contestando… no se adolfin, esto es un sinsentido, como tu existencia mismamente 😀

      Enhorabuena por el programa. Me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *