Mañana me voy a ver a unas amigas que tengo en Toulouse, la verdad que estoy preocupada por el tiempo, porque hago escala en Lyon, eso quiere decir aterrizar con nieve en Lyon y luego en Toulouse. Pero la cuestión de qué dar a mis amigas como recuerdo de Munich o cómo símbolo “os traigo algo de aquí” es toda una odisea. Preguntando a mis compañeras de trabajo alemanas, no es una gran solución, porque viviendo aquí toda la vida, ellas piensan que todo es normal, pero no. Hay muchas marcas, muchos tipos de comida que sólo existen aquí, que son típicas de Munich o en su caso de Alemania. Así que en la pausa que hay para comer me he ido a comprar algunas cosillas para mis amigas, eso si, todo en doble, un lote completo de productos para cada una.

He entrado en Rossman para investigar, y mirar con la mirada crítica de ” a ver.. que encuentro aquí y no en Toulouse” porque el chocolate Milka es típico de aquí (hay muchos más sabores y tipos), pero en Toulouse también venden chocolate Milka, asi que nada. Descartado. Los tés…mmm… hay que ser una amante alemán de tés alemanes para apreciarlos… mmm… asi que no. Y de repente he visto el clásico y genuino Café Dallmayr, así que 2 paquetes a mi cesta. Luego he visto, cómo es época de los chocolates de Pascua, los marzapanes de Lübeck en forma de corazón, diciendo “Frohe Ostern”, perfecto, buenos marzapanes y super típicos! A la cesta han ido dos paquetitos decoradísimos. Luego he visto los tan buenísimos Ciotto, que no son alemanes, pero que sólo los he visto aquí, y son lo que más éxito tiene en mi familia. Y por último he caído en la tentación al más puro estilo márketing kisch alemán y he comprado dos enanitos, pero.. atención, de color rosa fucsia, metalicos, y planos, para poner sobre macetas, y al estilo minimalista post moderno. Es decir,, que pasamos del Kisch al “aún es decente”.  Al salir del Rossman he seguido la calle hasta llegar al Aldi, dónde tenía idea de comprar comida típica, como pasta para hacer knödels, o Spätzle, pero cuando he llegado allí he visto que era demasiado, una cosa es llevar chocolatitos y golosinas y otra es ponerse a cocinar algo que nunca has probado y que no sabes como va a quedar… así que me he decantado por comprar waffeln de chocolate al estilo de nutoca, bolsitas de huevos de chocolate de pascua “Blätterkrokant” y una cajita de 7 sorten de Ritter Sport.

Aquí va el resumen:

  • Café Dallmayr
  • Marzapanes de Lübeck
  • Ciotto
  • Enanito fucsia metálico
  • Neapolitaner Waffeln
  • Blätterkrokant schokolade Eier
  • Cajita de 7 sorten Ritter Sport
  • Brezels frescas del día (una por persona)

Ya he vuelto de Toulouse, y les han encantado los chocolates y los “souvenirs” alemanes.. las brezels les han encantado también. Así que este pack alemán para amigos funciona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *